martes, 23 de febrero de 2021

Conceptos básicos (Incluye video)

 



Hoy voy a intentar responder a algunas preguntas que me llegan y que se salen un poco de la pauta habitual de preguntas que suelo recibir.

¿La práctica del spanking genera tolerancia, hasta el punto de variar o modificar el umbral del dolor?.

Pues si, yo diría que si, pero con matices. En primer lugar las personas no somos máquinas y en nuestras percepciones influye y mucho el estado emocional previo a hacer algo y el que se puede provocar en la propia escena de juegos, eso hace que lo que un día puede ser tolerable, otro pueda ser absolutamente inaguantable. Pero aún así, cualquier tipo de "entrenamiento" continuado y persistente crea tolerancia y resistencia. Pero también hay que entender algo, por más que entrenemos, no todos llegaremos a ser como Messi, tenemos limitaciones. Yo he conocido gente sin apenas experiencia con  umbrales altísimos y gente experimentada con umbrales bajos, forzar no es bueno, lo suyo es aprender a moverse por la difusa línea del  límite. Por eso creo que es mucho más interesante, más que intentar conseguir  umbrales más elevado, jugar con distintas sensaciones, no es lo mismo la picadura del cuero, que la mordedura de la madera, así que en la gama de variedad está para mi el secreto, más que intentar aumentar umbrales.

¿Se aprende a azotar?

Es un poco la pregunta contraria a la anterior, si por supuesto que si, pero más que aprender a azotar físicamente, se aprende a azotar mentalmente, es cierto que he visto algún video por ahí, que me pone  hasta nervioso, de lo mal que azota físicamente, pero yo creo que la clave está más que en la sensación física, en saber como spanker crear una escena adecuada a la necesidad de la spankee en cada momento. No es lo mismo una azotaina juguetona destinada a crear tensión erótica a resolver de inmediato, que una escena dónde exista una necesidad real de castigo, de rebajar tensión o de sentir el abandono absoluto. Y eso si se aprende, con el añadido que si bien más o menos todos los culos son iguales, las mentes no, no hay ninguna igual.


¿Todas las azotainas deben ser placenteras?


No se que pensarán de esto las spankees, cuando el cepillo del pelo por ejemplo no para, no creo que en ese preciso momento sientan placer precisamente, siempre he defendido que el dolor no es el objetivo, es un paso necesario para conseguir el objetivo y este puede ser el placer por supuesto,  pero creo que lo correcto sería decir que todas las azotainas deben ser satisfactorias, ya que no no pocas veces, el placer orgásmico queda en un segundo, tercero o cuarto plano y la satisfacción de la azotaina tiene otras prioridades menos terrenales por llamarlo de algún modo.


¿Cuál es el objetivo real de una azotaina entonces?

Aquí debemos entender que no hay un único objetivo nunca. Siempre hay un componente erótico en ello, siempre. Es inherente para los amantes de este juego. Pero a partir de ahí los objetivos pueden ser diversos y mezclarse, como decía antes, pueden ir desde alargar la excitación a eliminar la culpa.


Para terminar os voy a compartir un vídeo, que me gusto mucho y es raro, la escena, muy ritualizada es encantadora, incluso digamos que en momentos que parece avanzar retrocede, para volver a otro punto, pero la forma de azotar con la mano del spanker,me pone muy nervioso, esa rigidez de brazo y mano, los dedos juntos....a eso también se aprende.





1 comentario:

"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...>