jueves, 16 de marzo de 2017

Hombría y hembría (Por A.)



Esta semana me tocan deberes y uno deberes especiales os voy a copiar exactamente el encargo, así me entenderéis, recibo un mail del "jefe", y tras las típicas frases de cortesía me escribe lo siguiente:

"..lo cierto es que el patriarcado ha sometido a las mujeres de unas formas y a los hombres de otras. Pero como lo usan no para conseguir liberación e igualdad, sino para sacar tajada, sólo reconocerán la esclavitud de las mujeres. ¿, Has pensado cómo a los hombres nos ha impuesto un deber ser muy pesado (ser valientes, justos, trabajadores, honrados, prudentes, fuertes...) y el que no lo cumple no es hombre? Eso hace que la cultura tenga una idea definida de lo que es ser hombre y por eso existe el modelo «hombre». Sin embargo, no existe el modelo «mujer», lo que ha llevado al psicoanalista Lacan a afirmar que «la mujer» no existe, existen todas y cada una de ellas, pero no el modelo. Qué envidia, qué libertad tienen ellas y qué pesado yugo nosotros..." Lígame esto con el spanking.

Y ya está se queda tan ancho....para que no se diga que no soy "obediente", voy a intentarlo.

Como algo conozco al "jefe" se por donde va. El texto que me pasa como inspiración tiene razón, existe un hombría cultural y sin embargo no existe una hembría, si existen unos patrones de feminidad que implican una serie de comportamiento o actitudes típicas de lo femenino, pero no es menos verdad que la feminidad o como ejercerla es una cuestión muy personal, y esa feminidad no conlleva obligaciones, sino más bien libertades. A nosotras se nos permite llorar, mostrar debilidad, quejarnos, incluso podemos tirar de la biología para librarnos de ciertas cosas. ¿Quien no puso como excusa la regla alguna vez para librarse de una pesada clase de educación física?. A un hombre no le vale, con serlo, tiene que desmostrarlo algo que con nosotras no pasa. Pero en esto como en todo, no hay un complot universal, las cosas no pasan porque si y en eso nosotras tenemos mucha culpa. Si esa hombría no nos fuera atractiva, no sería necesaria y simplemente hubiera desaparecido, si sigue es de suponer que es porque tiene éxito y en parte es porque a nosotros nos atrae la hombría.

En el texto se cita una serie de características (valiente, justo, honrado, trabajador, prudente, fuerte...) asociadas a la hombría, a la que yo añadiría alguna más como la presión por satisfacer a la mujer, presión que nosotras no tenemos, se supone que el hombre sabe satisfacerse solo.

Ahora os voy a pedir que imaginéis al spanker ideal. Tiene que ser valiente y justo, prudente y fuerte. Le pedimos que sea capaz de lidiar con nuestras irracionalidades, sin perder el control, que sepa lo que queremos aun cuando nosotras no lo tenemos claro del todo y sin equivocarse. Queremos un hombre, que no nos "deje a hacer" y que nos ponga límites, a la vez que vamos a poner a prueba su paciencia y esos límites, para saber si es capaz, para luego cuando vemos que si, intentar manipular y usar todas nuestra capacidad de seducción, para intentar doblegarlo, cuando en realidad deseamos que sea el quien nos doblegue y nos frustraría mucho ganar la partida. Les pedimos la dosis exacta de fuerza y equilibrio y al mismo tiempo que nos haga sentir la protagonista absoluta del momento, ser el centro de su mirada, sentir su deseo, sentirnos única dentro de un momento único. Que lidie, con la euforia, con la excitación, con los nervios, que nos calme y nos encienda, mano dura y atenciones, consuelo y placer, que no se pase de la raya, osea que sea prudente y a la vez que no nos deje con  ganas de más, osea que sea valiente.

Creo que a todos en general nos falta empatía. Tendemos a ver solo lo negativo de lo que nos tocado y negamos lo positivo. Igual os parece una exageración, pero llevar a cabo mi fantasía, que además es un fantasía que vives desde un lado solo, me ha ayudado mucho a hacer el ejercicio de ver ventajas e inconvenientes, que de alguna manera he podido trasladar a otros aspectos de la vida. Si ser mujer, representaba una serie de incovenientes, ser spankee, debería también y estoy segura de que nadie los ve, nadie se queja por ser spankee, simplemente disfruta de serlo.

A mi me es atractiva la hombría, busco eso en un hombre, por lo que no voy a quejarme nunca de ser mujer, voy a intentar de disfrutar de sus ventajas y minimizar sus inconvenientes. A fin de cuentas es lo que hago con mi parte spankee, esa que me permite dejarme ir, porque se que hay alguien "cuidando" de mi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...>