Christmas gifts:

4

Como negociar y no terminar con el culo rojo (Por A.)




El lunes, el "jefe" nos obsequiaba con una entrada, que creo que se merece un replica. En ella nos venia a decir: "Chicas no negociéis, es perder el tiempo". Pues nada a llevarle contraria que voy y yo os digo: Negociad y cuanto peor se ponga la cosa mas, de perdidos al río.

Eso si negociar significa asumir algún riesgo, yo os doy unos consejillos y luego que cada cual vea si le merece la pena,arriesgar o no. Todos estos trucos tienes pros y contras, así que vamos allá.

1. Cojones: Bueno en este caso ovarios, vamos carácter. Sacar carácter cuando estas perdida, puede ser efectivo, sobre todo si no se lo espera y lo descolocas. A vece un "no", un "paso", un "déjame en paz", obra el milagro. Ahora bien, es un método al todo o nada, si no sale bien a la primera, mejor no insistir y muy arriesgado, si no se consigue.

2. Pataleta: Este también es arriesgado, pero a veces funciona, como esos niñ@s que sus padres por no oírlos terminan por hacer lo que ellos quieren, pues lo mismo. Este es muy arriesgado, aunque puede funcionar, la mayoría de las veces, lo que único que consigue es empeorar las cosas.

3. Convertirte en una niña dulce: Este es uno de los mas efectivos que he usado yo, no se porque extraño motivo, cuando te pones dulce y atontada con una cría, se suelen ablandar bastante. Ojitos, morritos, vocecita, suelen calmar a la fiera y encima no asumes excesivo riesgo de empeorar las cosas.

4. Conviértete en una puta: Por muy spankers que sean, no dejan de ser hombres, con reacciones de hombre. Si le atacas al cuello o le metes mano en ese momento, puede que saques su espíritu mas primario y su subconsciente ante la posibilidad de un revolcon inminente, considere que no vale la pena perder el tiempo zurrandote el culo. Es de riesgo medio y se puede volver en tu contra, a mi me ha pasado, seguirme el rollo, ponerme como una moto y de repente parar y decirme: "para, que ahora no toca esto..." y dejarme con el calenton y con el culo rojo.

5. Chantaje emocional: Este es muy amplio, el chantaje emocional es como el juego sucio, vale todo. Desde hacerle ver que no predica con el ejemplo, que te presiona demasiado, que esta demasiado encima, lo que sea con tal de hacerlo sentir culpable por castigarte, ya se que parece feo, pero os aseguro, que cuando ves una paleta encima de la mesa, dispuesta a ser usada en tu contra, no os parecerá tan feo.

Pues nada ya tenéis unas ideas para negociar, por mucho que el "jefe" os diga que no vale la pena. Ademas os doy la seguridad, que si usáis esta técnicas de negociación, nunca terminareis con el culo rojo. Con suerte seguirá de su color natural y si no os sale bien la apuesta, tampoco terminara rojo, si no mas bien granate oscuro o morado....pero quien dijo miedo!!!!!.


Read More
0

Provocadora nata (Por MariaD)



La provocación, esa acción que forma una parte muy importante dentro del spanking, ya que si quieres jugar, tienes que provocar en todas y cada una de las fases de ese ritual en que se convierte el juego, no solo con tus palabras, sino también, con tus insinuaciones y gestos. Para ponerte en situación, y desencadenar ese deseo, momento que da  por iniciada la partida entre los dos, solo debes realizar una acción por pequeña que sea, que genere una reacción, lo mayor posible.

Pero no todo es tan sencillo, ¿o sí?, no siempre existen causas o motivos suficientes para ejercer ese control que da por iniciada la partida, esas partidas son fáciles de ganar, de llevar a cabo, ya que a través de un motivo, pasamos a sus causas, y estas desencadenan un efecto.

En el spanking nos gusta el juego, y me aventuro en afirmar, que cuanto más complicado, más disfrutamos. Por eso, en esos momentos en que a los dos nos apetece, o a cualquiera de los dos, en los que no hay motivos pero hay ganas, o en los que no ambos tienes ganas, y por consiguiente hay que despertarlas. En esos momentos, la provocación pasa a formar una parte esencial, si queremos llegar a buen final.
Durante el proceso del juego, se utilizan diversos tipos de provocación.

Provocación para hacerse con el control.: Mediante este tipo de provocación, te pongo en situación, con mis gestos y palabras, sabes lo que ando buscando, solo debes observar, dejarme avanzar, y llegado el momento actuar. Si por el contrario eres tú quien desea iniciar la partida, pero no existen causas suficientes, solo tienes crearlas, utilizar tus artimañas, encendiendo esa mecha que hace que salten chispas, desencadenando una explosión de fuegos artificiales sin control. Cuando en medio de una conversación, aparentemente normal, en la que pretendes darla por finalizada utilizando tu famoso “y punto” y punto te daría yo, ese punto y final, que nunca acepto, que solo me lleva a revolucionarme, a decir como última palabra la mía. Cuando en medio de un intercambio de ideas, opiniones, o puntos de vista, me saltas “Que te calles”, ¿Qué me calle yo?, pues no lo llevas tu claro ni nada, yo diré lo que quiera cuando quiera, y si no te apetece escuchar……….. Ya sabes. En esos momentos en que se me calienta la boca, no solo con palabras, sino también con el tono y de repente me haces el típico "Shhhhhhhhhhh” poniendo a su vez el dedo índice en los labios (como queriendo decir que te calles), ¿Qué me calle?, lo llevas claro, yo no me callo, y menos si tu  lo dices. Estas son unas pequeñas muestras de sus provocaciones, esas que me hacen entrar al trapo, sin apenas darme cuenta, poniéndome exactamente donde él quería. Dando por iniciado el juego.

Provocación para mantener un estado de deseo, mediante la incertidumbre, el nerviosismo, manteniendo vida la llama, mediante la vergüenza de sentirse observada y expuesta en esos momentos en el rincón, en los que te deshacen de tu ropa interior, en los que te sientes vulnerable pero a la vez excitada, deseosa de algo más, en los que el hormigueo en tu cuerpo, deja de ser un hormigueo para ser algo más. 

Provocación de nuevas sensaciones, mediante el tacto de la mano azotando el culo desnudo, o el de cualquier otro objeto, sintiendo la temperatura de este, sea cual sea, su tacto, su dureza. 
Provocación de la relajación, un estado que se genera prácticamente solo, tras un castigo, tras el forcejeo, dejándote llevar, cayendo rendida ante él.

Provocación del deseo, mediantes esas caricias, masajeando el culo recién castigado, ese roce de los dedos por el sexo, comprobando su humedad, dejándose llevar un poco más. Los besos y abrazos tras el castigo, esos mismos con tocamientos sensuales, que van transformando ese deseo en algo más intenso.
Provocación del placer, este último paso, tan deseado, generado al pasar uno por uno por todos los anteriores, y al que se puede llegar directamente, sin más preámbulos, que el de obtener placer, pero que al formar parte de una cadena, se convierte en una fuente de energía en estado pudo. 

Read More
0

En la cama (Video)

Este año San Jorge nos cae en Miercoles, asi que toca video, bueno hoy son dos, en realidad es el mismo, pero en dos partes. Como casi siempre se trata de un video amateur y toda la accion pasa en ese lugar que sirve para tantas cosas llamado cama. El video tiene varias cosas muy interesantes, la posicion del principio por ejemplo y es de aquellos que lastima no entender los dialagos, si alguien los entiende ya nos dira. Os dejo las dos partes del mismo, que lo disfruteis y que disfruteis del dia aquellos que teneis fiesta.
Read More
2

Distintas maneras, distintas sensaciones.




He escrito varias veces, que en este juego son muy importantes los detalles. Que un simple detalle o gesto, puede cambiar y mucho la percepción de un juego. También escribí que de todos los gestos o detalles de este juego, hay uno, que sin duda es el que mas mariposas provoca; el momento de bajar la ropa interior de el/la spankee. No hay duda ¿verdad?, ¿de lo que provoca ese gesto?.

Es tan especial, que incluso dentro de ese gesto, hay un montón de detalles, que pueden provocar muy distintas sensaciones, según se haga, porque no siempre lo hacemos igual y voy a poner algunos ejemplos, para demostrarlo.



Empezaremos quizás por la manera mas habitual de hacerlo: Cuando ya la spankee esta en nuestras rodillas, lo mas probable, es que si hemos empezado ya, sobre la ropa, cuando llegue el momento de bajar las braguitas, lo hagamos con calma y parsimonia, incluso con delicadeza, recreándonos en el momento y eso puede significar que nos vamos a recrear, con calma y sin prisa. En cambio en esa misma posición si los hacemos de un tirón seco, eso indica "te tengo ganas", es como mas espontaneo, menos calculado. Las mismas sensaciones mas o menos provocaríamos de actuar de una u otra manera, cuando el castigo se hace en cualquier otra posición.



En cambio si "ordenamos" bajárselas a ella, la cosa cambia y mucho, añadimos un punto de vergüenza considerable. No solo te voy a zurrar el culo, si no que vas a ser tu, quien se prepare para ello. También añade distancia y sensación de castigo en serio. Hacer que sea ella quien se las baje mientras tu esperas y observas, es un gesto que "odian" muchas spankees y cuanto menos perturbador.



Pero todavía hay uno, que creo que es mas "especial". Y es cuando ya ha empezado el castigo sobre la ropa o antes de empezar y paras haces que se levante, se ponga frente a ti, levante los brazos y los ponga en la nuca y tu generalmente sentado, se las bajas. Todo un ritual en si mismo, que genera un montón de sensaciones, vergüenza, intimidad, vulnerabilidad y mas si lo acompañas después de ya bajadas de una charlita sobre lo que va a pasar y porque.

Creo que esta claro, que ni el mismo gesto, es igual según como lo hagas, no provoca las mismas sensaciones.


Read More
0

El mejor regalo (Sensaciones de spanker)




Si preguntáramos, que elementos hacen tan especial este juego, a las personas que lo comparten desde el otro lado (spankees), creo que las respuestas mas habituales serian; excitación sexual, el erotismo de ceder el control, de ser castigad@ por haber hecho algo "malo", la confianza, la liberación emocional,etc,etc....creo que nadie o casi nadie, respondería: la vulnerabilidad.

En principio es una sensación, que no nos gusta, que nos hace sentir inferiores y sin embargo yo creo que es fundamental en nuestro juego. Forma parte de un juego de spanking y ademas realza y potencia otras sensaciones. Para ser vulnerable delante de alguien y sentirte comod@ y a gusto, se necesita mucha confianza en la otra persona y para mucha gente sentirse vulnerable en confianza es un paso previo a la liberación de emociones, ademas es algo que buscamos consciente o inconscientemente, aun sin saberlo o sin pretenderlo, cargamos el "juego" de simbolismos, que nos ayuden a conseguir ese sentimiento de vulnerabilidad.

El hecho de la desnudez por ejemplo, dos personas desnudas, están en las mismas condiciones, en cambio cuando uno esta vestido y el otro desnudo, eso cambia. De alguna manera trasmitimos el mensaje, de que esa desnudez, esa como quitar esas capas que nos protegen de manera figurada. Podría seguir desgranando todo el ritual de un castigo/juego, la anticipación, la preparación,etc,etc..pero no hace falta ser muy listo, para darse cuenta, que todo ese ritual, va muy encaminado a conseguir provocar, sensación de vulnerabilidad a la parte spankee. El único motivo, de quitar la ropa, no es solo desproteger el culo, se trata de desnudar mucho mas, aunque no nos demos cuenta al hacerlo.

He leído muchísimas veces, cuando se trata de describir juegos que tienen un componente de dominación/sumisión, que el mejor regalo que te pueden dar es la entrega. Bien en mi manera de ver las cosas, la entrega es algo que se supone y ademas mutuo, osea que no es regalo si no mas bien intercambio. En cambio la vulnerabilidad, solo lleva una dirección
y que alguien no tenga miedo, de mostrarse vulnerable ante ti, eso si es el mejor regalo.


Read More

"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...>