miércoles, 9 de agosto de 2017

El profesor III (Profesor a domicilio)




Todo lo ocurrido aquel fin de semana, aun obviamente altero mas aquella relación "especial", profesor/alumna. El resto del fin de semana lo pasamos juntos, volvimos a dormir juntos a tener sexo, aunque digamos del tipo "vainilla", sin mas juegos. El domingo al mediodía nos separamos, ella tenia comida familiar y no quedamos tampoco en nada en concreto, un simple: "ya hablaremos" y cada cual se fue por su lugar.

Aquel mismo domingo le puse un mensaje, si le apetecía ir a tomar algo y me respondió que no podía, "tengo deberes", ante esa excusa solo pude resignarme. Durante la semana nos seguimos mensajeando y viéndonos en clase. El lunes le propuse ir a tomar algo después de la clase y me dijo que no, que estaba muy cansada. La siguiente clase falto, con la misma excusa y la siguiente también. Aquella noche la llame....

-Hola?? Como estas?...
-Hola...bien...
-Bien no debes estar si no has venido a clase...
-Bueno, es cansancio, nada mas...
-Pues me preocupa ese cansancio..
-Para el carro, que te veo venir...no eres nadie para preocuparte por mi, que hayamos follado juntos, no significa mas que eso, no eres mi padre...
-Ok, lo siento si te he molestado, descansa..
-Gracias, igualmente.

Su respuesta, me toco un poco la fibra, no era necesario ser tan borde, aquella noche me costó dormir, me invadió un extraño sentimiento de culpa. Pero me pudo el orgullo, al día siguiente no le envié ningún mensaje, si quiere algo que se moje el culo pensé, silencio por respuesta, cuando llegué a clase, lo primero que hice fue buscarla y descubrir una silla vacía. En aquella clase les anuncié que el Viernes, haríamos un examen, sobre el interesante tema de "legislación local". Al día siguiente, me comí mi orgullo y le puse un mensaje.

-Como estás? Vas a venir a clase esta tarde?.
-No!!!!!!
-Vaya sigues agotada?..
-No, pero hoy no me apetece jajajajaj...
-Ahhhhh vale...pues nada tu misma, pero que sepas, que el Viernes hay examen....
-Pos vale....gracias por avisar.
-De nada es mi obligación no?..
-Buenoooo ya ves, que no te hago mucho caso jajajaajja, pero se agradece el esfuerzo.
-Entonces, vendrás al examen?
-Ya veremos, es Viernes igual tengo planes, si voy ya me verás y si no, pues eso tendré planes mejores....
-Ok pues nada, tu sabrás.

La conversación se quedó ahí, pero me desconcertaba cada día esta chica, esos cambios de humor, cercana y bromista por momentos, seca y borde en otros, como una quemadura por frío. Aquel Viernes, antes de entrar a la ultima clase, tuve un presentimiento, me pareció oler su perfume aromatizando el pasillo, al abrir la puerta, la vi, sentada en su sitio, charlando con alguna de las otras comapañeras, supongo que sonreí, me dirigí a mi mesa con los exámenes imprimidos bajo el brazo, saludé a la clase, pero mis ojos se clavaron en ella, que me miró, mordiéndose el labio con media sonrisa, creo que volví a sonreír, incluso me sentí un poco avergonzado de hacerlo, podían darse cuenta!!!!!. Sin mas empecé a explicar como iba el examen, era tipo test, constaba de 40 preguntas y el ultimo apartado era una hoja un blanco, donde se pedía que desarrollaran un articulo de la ley de administración local. Acto seguido entregue los examenes y les dije que quien terminara lo entregara y saliera de la clase. Una vez repartidos,empezaron a hacerlo y se hizo el silencio, yo mientras hacían, empecé a leer un libro. Mas o menos a la media hora de haber empezado, escuche a alguien levantarse, quite mi vista del libro y vi a ella viniendo hacia mi, caminando con las dos hojas del examen en la mano, las puso encima de mi mesa...

-Ya estas?...
-Sip....me voy, buen fin de semana.

Se dio media vuelta, fue de nuevo hacia su pupitre, cogió el bolso y la salio de la clase, mientras yo la seguía con la mirada. Al cerrar la puerta cogí la primera hoja, la del test y la puse en su su carpeta correspondiente, al ir a coger la segunda.....sorpresa. En lugar de la respuesta había escrito esto: " No me se la respuesta, debe ser porque he faltado mucho a clase, necesito un profe particular, que quiera venir a darme repaso a casa, conoces a alguno?, si lo conoces, que se pase por mi casa, allí estoy"...Al leerlo casi se me escapa la risa nerviosa, en aquel momento les hubiera dicho al resto que fin del tiempo, pero me toco esperar pacientemente a que terminaran, cuando me entregaron el ultimo examen no perdí ni un segundo mas, cerré la clase y me fui directo al coche y de allí camino a su casa. De camino pensaba, tenia experiencia en estos juegos, pero aquella mujer me desconcertaba, que se suponía que tenia que hacer ahora....una extraña sensación de nervios, excitación, intriga...hasta que cuando aparcaba el coche me dije : "esta claro, tiene ganas de jugar, lleva jugando toda la semana y hasta que no te lo ha puesto en los morros, no te has dado cuenta!!!!" me bajé del coche con un subidón de seguridad, llamé al portero mientras pensaba: "Así que ganas de jugar, pues te vas a enterar...."

-Si?
-Han pedido aquí un profesor a domicilio?..
-Si, si, que rápidos no? ya no lo esperaba, adelante...

Me abrió la puerta y subí, mirando hacia arriba, se abrió la puerta de piso y allí estaba ella esperándome, sonriendo....

-Uyyyy me suenas, nos conocemos?...
-Venga anda entra, que te voy a matar...
-Jajajaaaj que confianzas son esas ??
Sin decir nada pase mi mano por su cintura, apoyándola en la parte baja de la espalda la apreté contra mi mirándola a los ojos sin decir nada, ella apartó su mirada de mi y dijo:

-Que falta de ética no?....

No la conteste, cogiéndola con la otra mano de la nuca, apretándola contra mi cara la bese, nos besamos con excitacion, con la puerta abierta....

-Vaya.....yo esperaba alguien estricto, que me pusiera las pilas, por no ir a clase, no se si este tipo de profesor me conviene....
-Acaba de empezar la clase.....dicen que hay que caer bien para empezar no?...

Justo en ese momento ella llevaba su mano a mi entre pierna apretando....

-Si, si parece que yo a ti te he caído bien también jajajajajaj

Le di un tortacito en la mano.....

-Señorita y ese descaro? o tengo que enseñarte respeto?...
-Jajajaajajaj vas tarde, te llevo tomando el pelo toda la semana y lo que me queda aun jajajajajaa, anda pasa...

Entramos dentro, al comedor yo me senté y ella se quedo de pide apoyada en la mesa, con los brazos cruzados mirándome....

-Bueno que?....
-Que de que?
-Pues yo pedí un profesor particular, no un tío que se me sentara en el sofá...quiero mi clase
-Ufffffff valeeeeeeeee, pero déjame fumarme un cigarrito...
-Ok voy a prepararme pues....

Se fue del comedor, yo me quede en el sofá, maquinando la situación, pero todos mis cálculos se vinieron abajo cuando la vi aparecer por el umbral de la puerta quedándose allí apoyada mirándome, se había cambiado de ropa, llevaba una faldita de cuadros corta muy corta, una camisa blanca y una carpeta apoyada en el pecho, mientras me miraba con cara de inocencia y picardía a la vez....

-Para ir a clase hay que vestir adecuadamente no?..
-Si, si....pasa, pasa...

Entro en el salón, dejo la carpeta en la mesa, la camisa tenía dos botones desabrochados, que dejaban intuir la silueta de su pecho.

-Bueno, es un poquito descarado ese uniforme no?.
-Es muy mio y yo lo soy cuando quiero.
-Ya, no me cabe ninguna duda....llevas toda la semana siéndolo..
-Vaya, menos mal, el otro profesor, no había manera que se enterara, tu pareces mas espabilado...
-Bueno de todo se aprende
-Ya, ya, pero yo quiero un profesor que me enseñe y no al revés
-Poco vas a aprender si no vas a clase, no crees?
-Puede, pero poco voy a ir a clase si no me "motivan"
-Ya, ya, por eso estoy yo aquí, para "motivarte"
-Mmmmmmm eso suena bien y como piensas hacerlo?...
-Tengo mis métodos....
-Ahhhhh vale y cual ese método...
-Estas segura que lo quieres conocer?...
-Claro, si no, no hubiera pedido clases particulares...
-Muy bien, luego no quiero quejas, dame la mano...

Extendí la mano y nada mas cogérmela tirón rápido y en mis rodillas, pierna por encima de las suyas par evitar patadas, falda levantada....

-Vaya y esto?....

Debajo de la faldita no llevaba ropa interior.

-Te parece "propio"?.

Sin mas comencé a azotarla con la mano, esperaba mayor lucha o resistencia, que intentara cubrirse, pero no, me sorprendió su comportamiento otra vez, se estuvo quieta mientras la azotaba con ganas, hasta que sus nalgas cogieron un todo rojizo uniforme. Entonces pare, quite me pierna de encima de las suyas, con lo que ella abrió un poco sus piernas, como mostrándome el camino con descaro....lleve mi mano entre sus piernas, pasando los dedos por su sexo, que estaba chorreando....mientra la acariciaba le decía...

-Vaya, vaya con la señorita descarada, no contenta con no llevar nada debajo del uniforme, encima se pone cachonda con los azotes....aquí tenemos un problema grave, no me va a quedar mas remedio, que ser mucho mas duro y estricto...

Dos dedos entraban y salían ya de su sexo....

-No dices nada?...

La única respuesta fueron una serie de gemidos y suspiros... Entonces saque mis dedos de su sexo....

-Levántate vamos (le dije dándole un azote en las nalgas)..

Se levanto quedando de pie a mi lado y cayéndole la falda a su posición normal, yo sin levantarme del sofá, lleve mi mano otra vez por debajo de su falda de nuevo a su sexo, frotándolo.....

-Quieres correrte, verdad?....estas cachonda lo estas deseando....

Otra vez suspiros, los ojos cerrados....

-Responde!!!!! quieres que termine?....
-Tu que crees?..
-Vaya y ese descaro de hace un rato?....no te preocupes que terminare, pero antes tienes que aprender tu lección de hoy, que para eso pediste un profesor...

Quite mi mano, de debajo de su falda.

-Apoya los codos en la mesa, con el culo en pompa.

Se me quedo mirando un instante, pero lo hizo, apoyo los codos en la mesa, ofreciendo todo su culo, me levante, me acerque y le levante la falda, le acaricie las nalgas con los dedos y recordé que el último fin de semana, de entre las cosas de coser, había una regla de madera, le dejé allí expuesta y la fui a buscar, la encontré y de vuelta al comedor iba haciéndola sonar contra la palma de mi mano, hasta que llegue donde estaba ella.

-Así que necesitas alguien que te "motive"...pues vamos a ver si 20 azotes, son suficiente motivación....

Sin decir nada mas, le di el primer azote.

-Cuenta!!!!

El segundo, el tercer, el cuarto.....a partir de la docena, ya no pudo estarse quieta, se movía, se quejaba....pero cayeron los 20....deje la regla encima de la mesa...mientras ella aun se estremecía....

-Por hoy es suficiente "motivacion", pero a partir de esta semana, yo pondré las normas...desde el lunes.

Dicho esto cogiéndola de la cintura, empecé a darle besitos en las nalgas calientes en la misma posición del castigo fui bajando hasta quedar de cuclillas entre sus piernas, le pase la puntita de mi lengua por la cara interna de sus muslos, por la arruguita que separa muslos de nalgas y por todo su sexo, primero la punta solo rozando, después toda la lengua, a grandes lenguetazos entre sus labios, seguí así un rato, hasta que me dijo....

-Fóllame por favor....
-Date la vuelta...

Se incorporo, sin decirle nada me desabrocho el cinturón, el botón del pantalón, me lo bajo y después el boxer, se arrodillo y se metió la polla en su boca, jugando con ella hasta ponerla a punto de explotar, entonces la pare, cogiéndola del pelo, me deje caer en el sofá boca arriba y ella al instante se subió encima mio como si fuera una amazona cabalgándome, acariciándose el clítoris,mientras saltaba encima de mi polla, hasta correrse,,,,sin dejarla recuperar, le di la vuelta y me puse yo encima entre sus piernas, metí mis manos por debajo para cogerle las nalgas castigadas y empecé a embestirla con todas mis fuerzas, hasta corrernos los dos.....y así exhaustos con la polla dentro aun, nos quedamos un rato a recuperar el aliento, entonces me dijo...

-Has cenado?...
-No y tu?...
-Tampoco...
-Tienes hambre verdad?...
-Tu que crees?
-Que la misma que yo jajaajaj
-Pues ducha y cena y levanta que me duele el culo....


Continuará...

El profesor II (La primera cena)





Después de aquel cúmulo de casualidades con aquel desenlace, obviamente, nuestra situación cambió. Aquella misma noche nos mensajeamos un rato, en el fondo eramos dos desconocidos, a los que habían unido casualidades y vicios, pero nada mas.

La semana siguió su curso, seguimos charlando, por teléfono y viéndonos cada día en clase, incluso un par de días nos quedamos un buen rato charlando al terminar las mismas, nos fuimos conociendo, yo le conté mi historia y ella la suya. La verdad es que me encontraba cómodo muy cómodo, con ella, a pesar de que la envolvía cierto misterio, algo que había por ahí y que no me había contado, tampoco le di excesiva importancia, era una primera toma de contacto y cada cual tiene sus ritmos, pero si intuía cierto dolor, tristeza e incluso desconfianza, bajo la apariencia de chica dura y fuerte, parecía vivir también, una niña solitaria y asustada. Pero tenia todo el curso de aquellas oposiciones para descubrirlo y cuando algo se me mete entre ceja y ceja.....

Y en estas llegamos al Viernes, primera semana completa. Habíamos estado mensajeándonos un rato aquel mediodía y por primera vez desde lo que pasó, habíamos jugueteado un poco, ella con mucha picardía, me decía que no sabía si le daría tiempo de terminar el test, que tenían que hacer en casa y yo le seguí el juego, advirtiéndola que si no lo entregaba terminado, debería castigarla, quedamos en vernos en la clase de aquella tarde. Así que mi sorpresa fue cuando al entrar en el aula, la busqué y no estaba, enseguida mire el móvil por si tenia mensaje, pero no. Es curioso, como solemos ponernos en siempre en el peor de los casos posibles y mi cabeza empezó a dar vueltas ( Vive fuera, por lo tanto se tiene que desplazar en coche, si no hubiera podido venir por algo me hubiera avisado ¿le habrá pasado algo?) me empecé a agobiar sin motivo racional, a preocuparme y en ese momento no le presté atención a ese sentimiento, pero esta claro que quería decir muchas cosas. Empecé la clase, recogiendo los test que debían hacer en casa, aunque dándole vueltas a la cabeza, cuando recogí el último e iba a sacarme el móvil del bolsillo, llamaron a la puerta del aula, era ella!!!!!!!!!.

Lo primero fue una sensación de alivio, entró pidió disculpas por el retraso, con la excusa del trafico y aparcar, eso si ruborizándose al hacerlo y mas aun cuando nada mas sentarse cuando aun colgaba el bolso, me fui hacia su pupitre, espere que abriera la carpeta y le dije:

-Estoy recogiendo los test....me das el tuyo y ya los tengo todos?

Entonces aun le subieron mas los colores y respondió...

-Upsssssssss...........es que no me ha dado tiempo a hacerlo...
-Muy mal señorita, voy a tener que ponerme serio....
-Lo traigo el lunes, que el fin de semana, tendré tiempo....
-Mmmmmmm no se, no se....se me ocurre una idea mejor,

Me miro extrañada y yo me encamine sin decir nada hasta mi mesa, allí de pie y mirando a toda la clase dije.

-Bueno como igualmente la idea de hoy era comentar los test y los fallos de los mismos y ya que la señorita Carol....ina, no ha hecho el suyo, se me ocurre una idea. Y es que Carol, vas a hacer el test oral y así comentamos el mismo...

Carol se me quedo mirando, con cara de yo te mato, de esto no puede estar pasando...hasta que dije.

-Levántate Carol
-Lo estas diciendo en serio?
-Por supuesto, levántate que estamos toda la clase esperando.

Yo también me levanté cogí el test con la mano y me apoyé en la mesa centrando toda mi atención en Carol, bueno yo y toda la clase. Empecé a hacerle las preguntas, las que acertaba la felicitaba, en los errores paraba la clase y los comentábamos entre todos, pero ella siempre de pie, de vez en cuando nos cruzábamos miradas, yo sonreía picaramente y ella me lanzaba destellos de fuego por los ojos. Total que justo terminábamos de comentar la última pregunta, cuando ya eran las 8 y di por terminada la clase, recogía mis cosas sin prestar atención a la clase, cuando ella se acercó a mi mesa, levanté la vista y no pude reprimir una sonrisa, al ver su cara seria, no dijo nada, pero cuando había salido la última compañera del aula me soltó.

-Te has pasado 10 pueblos cabronazo...
-Vaya...entonces si te invito a cenar me vas a decir que no verdad?
-Jajajaajajajajajajaa, como comprenderás, después del rato que me has hecho pasar, va a ser que no....
-Lástima.....pero bueno, otro día harás los deberes, así que sacrifico mi cena, por tus oposiciones...
-Si, si todo un profesional, sacrificado...
-Eso todo sea por la "educación " de mis alumnas..., pues nada nos vemos el lunes, pues, buen fin de semana.
-Pffffffffffff igual me arrepiento, pero y si cogemos algo y cenamos en mi casa?

Un rayo recorrió mi cuerpo, la respuesta fue instantánea....

-Vale
-Jajaajaja, pensaba que me costaría mas convencerte....¿Y la ética docente, donde se ha quedado?, cenar con una alumna, es favoritismo no cree señor Javi...er
-Son las 8 y cuarto,hace 15 minutos que terminó mi jornada laboral, ahora soy Javi ya....
-Un listillo eso es lo que eres, anda vamos.

Salimos del centro, habíamos aparcado mas o menos en la misma zona, por el camino me estuvo explicando donde vivía y como llegar, me dijo que si no me importaba parar a por la cena, en un sitio de estos de comida rápida, que mientras ella preparaba, le dije que si que por supuesto y salimos cada uno en su coche. Yo cogí la cena y después, me fui hacia donde me había indicado. Al llegar la llamé, terminó de indicarme como subir a su casa, subí, ella me esperaba....

-Uffff que hambre tengo, debe ser por lo nervios....
-Vaya, te pongo nervioso entonces?
-Tu???? jajajajjaaj no, no, tu no, tener que responder 40 preguntas de pie delante de toda la clase eso si me pone nerviosa.....por cierto no te importa que me haya puesto cómoda verdad?
-No que va estas en tu casa...
-Ahhhhh vale y se te importase ajo y agua jajajaajaj...

Carol, se había puesto el pijama, entramos, me enseño el piso, así en plan rápido..

-Venga va cenamos....no es necesario poner mesa verdad?...
-Con esta cena casi que no...

Fue a buscar la bolsa del burguer, la puso en la mesita del comedor, me pregunto que quería de beber, trajo las bebidas y nos sentamos los dos en el suelo a cenar. Mientras cenábamos estuvimos charlando, me explicó el porque hacia las oposiciones, yo la estuve animando diciéndole, que si trabajaba se las sacaría. Cuando terminamos de cenar, se levanto a recoger, yo hice el gesto de levantarme también pero no me dejo, al recoger los envases de las hamburguesa, se mancho la mano de salsa, se la quedo mirando y zasssss me paso la mano por la cara, a la vez que salia disparada hacia la cocina partiéndose de risa, yo me quede allí en el suelo sentado con mi cara llena de salsa, hasta que volvió aun riendo, con una servilleta de papel en la mano...

-Mira que sois los hombres comiendo, anda limpiate que menuda cara llevas, jajajjaa

Carol cogió un cenicero y dos cigarros del paquete, los dejo encima de la mesita y se sentó otra vez a mi lado, mientras yo me limpiaba....encendió uno y me lo dio y después encendió el otro. Entonces fue ella la que saco el tema...

-Esta tarde en clase te hubiera matado....cuando me has dicho levantate....que cabronazo!!!!!!
-Mira a mi me ha pasado lo mismo, cuando he entrado en clase y no estabas
-Anda que puede comparar, una cosa es llegar 10 minutos tarde y otra hacerme pasar ese rato...
-Tan duro ha sido?
-Te lo estoy diciendo, te hubiera matado...
-Pues mira que yo creo que a parte de eso también te has puesto cachonda...

Se hizo el silencio, se me quedo mirando, sin saber que responder y poniéndose roja otra vez..

-Es mas creo que aun te dura....

Se giro de frente, le dio una larga calada al cigarro, después lentamente expulso el humo y se volvió hacia mi mirándome y me dijo.

-Lo quieres comprobar?
-No te estoy pidiendo permiso, es más, si tengo razón que gano?...
-Primero deberías tener razón luego ya veremos..

Sin decir nada mas, echó la cabeza hacia atrás, abrió sus piernas, yo metí la mano por debajo de la camiseta del pijama, en su vientre, me abrí paso debajo de pantalón y el tanga y pase un dedo entre sus labios, en efecto mojadísimos...ella cerro los ojos y empezó a suspirar. Hasta que saqué la mano de entre sus piernas, jugando con mis dedos, para mostrarle la evidencia de mi información...

-Lo ves....mojada...
-Pfffffffffffffff, a mi me lo vas a decir, te hubiese matado, pero a la vez....estoy loca verdad?
-No para nada....solo que igual, debo cambiar mi estrategia contigo, ya veo que efectos te produce mi "disciplina", voy a tener que ser mas duro. Si no en vez de disuadirte mis castigos van a provocar el efecto contrario, que los desees y no servirán de nada, no crees?...
-Y no crees que ha sido suficiente castigo ya, el rato que me has hecho pasar cabrón?
-Carol!!!!!!!!!!, una vez te la paso, pero ya es la tercera o cuarta, además has llegado tarde, no has hecho el test y ni tan siquiera has avisado, unas preguntitas delante de la clase, me parece muy poco castigo, para lo que te mereces....
-Y que castigo me merezco?...
-El que vas a tener ahora...
-Como?
-Lo sabes perfectamente, desde que me vas invitado a cenar...
-No te equivoques...
-No me equivoco, es mas lo vas a preparar tu sola...así que levantate.... VAMOS!!!!!!!

Carol se levantó y arrinconó la mesita, yo sin levantarme le suelo me gire y cogí dos cojines del sofá, uno lo puse en mi regazo y el otro a mi izquierda, mis intenciones estaban claras, me miro...

-Va a empezar tu castigo...no hace falta que te diga que tienes que hacer verdad?....
-No, no es necesario...

Se puso a mi lado derecho de rodillas y agarrando el cojín de mi izquierda se dejo caer, con fuerza sobre mi regazo, provocando que yo diera un respingo y acto seguido plasssssssssssssssssssssss!!!!!!!! un azote con fuerza...

-Levanta!!!!!!!!

No hizo caso, así que otro plasssssssssssssssssssss

-He dicho que levantes!!!!!!!!!

Se levantó quedando otra vez de rodillas a mi derecha.

- Vuelve a ponerte, en condiciones y ya que te has levantado, pantalones y ropa interior abajo, no me mires así, que no te lo voy a repetir.

Enfadada lo hizo, se bajó el pantalón del pijama y el tanga, se coloco en mis rodillas, con muchísima delicadeza, al terminar de hacerlo se giro hacia arriba, me miro y desafiante me dijo:

-Así va bien señor profesor...

Mi respuesta fue una lluvia de azotes, en su culo desnudo, azotes rápidos e intensos, con ganas, sin pausa, sin ningún orden ni cuenta, solo una lluvia de azotes, piel con piel, sin parar, hasta que no coloree toda su piel de rojo intenso, ella tampoco se movió, ni lucho, soporto el castigo sin decir nada...pare de cansancio y en esa posición nos quedamos un rato recuperando el aliento...

-Levántate!!

Se levanto, otra vez arrodillada a mi lado, yo me incorpore para sentarme en el sofá,..ella se puso de pie....Entonces la mire, a la vez que llevaba mi mano otra vez entre sus piernas, pasando mi dedo otra vez por su sexo, que por supuesto seguía empapado.

-Vaya, vaya, te he puesto el culo como un tomate y sigues cachonda???

No dijo nada, se dejaba hacer, excitada....

-Pues tendré que ser mas estricto, ya lo veo..

Quité otra vez la mano de su sexo, recoste la espalda hacia atrás del sofá...

-Quátame el cinturón....vamos

Se inclino hacia mi, me desabrocho el cinturón, tirando despacio de el lo sacó del pantalón...

-Dámelo!!!!!!!

Me lo dio...

-Bien, el otro día me confesaste, que tenias, varios juguetes, traelos, quiero verlos...

Se agacho para subirse el tanga y el pantalón del pijama, pero se lo impide, le hice terminar de quitárselo quedando desnuda de cintura para abajo, la seguí con la mirada, mientras salia del comedor, volvió enseguida, llevando consigo, varias cajas...

-Déjalos encima de la mesa..

Me levante, mire que juguetes tenia y elegí uno, un vibrador en forma de bala, negro de tamaño mediano, en una mano el vibrador en la otra el cinturón..Le ordene recoger los dos cojines del suelo y ponerlos sobre el apoyabrazos del sofá...

-Échate encima....

Lo hizo, quedando con el culo rojo por la azotaina con la mano y expuesto, yo me acerqué por detrás, me arrodille justo detrás suyo, separe un poco sus piernas, le acaricie la cara interna de los muslos y el sexo por encima primero muy suave, después pase mi dedo corazón por todo el, por entre las nalgas, hasta la espalda y después bajando hasta el monte de Venus casi, seguía empapada, así que empecé a pasarle el vibrador para lubricarlo con su propia lubricación varias veces, hasta que lleve la punta a la entrada de su sexo, le di vueltas allí apretando ligeramente para que se fuera metiendo despacio, hasta hundirlo todo en su sexo. Entonces me levante, doble mi cinturón por la mitad, lo apoye un par de veces en su piel, como calculando donde debía azotar y zassssssssssss, le di un primer azote, ella se estremeció, se movió, zasssssssssssssss, el segundo, volvió a moverse, le di un par mas y el vibrador se salio cayendo en el suelo, lo cogí y se lo volví a meter, volví con el castigo pero a los 4 o 5 azotes volvió a caerse, entonces se me ocurrió, cogí el tanga que estaba en el suelo, La hice levantarse le di el vibrador y le dije que se lo metiera de pie, y que lo aguantara con la mano, yo me puse de cuclillas,para ponerle el tanga, mientras ella se aguantaba el vibrador, se lo subí hasta su sitio, entonces ella saco la mano, le dije que volviera a la posición del castigo, el tanga sujetaría el vibrador para que no se cayera mas, empuñe otra vez el cinturón, pero antes, puse en marcha el vibrador a la máxima potencia, y empecé a azotarla con el cinturón de nuevo, esta vez sin pausa, ella se estremecía, gemía, jadeaba, hasta el punto de no saber si era del escozor de los azotes o por los efectos del vibrador, note su espiración acelerarse, sus gemidos yendo a mas, se iba a correr a la vez que aumentaba la intensidad de los azotes, cuando note su orgasmo pare el castigo, dejándola saborearlo, hasta que su respiración volvió a la calma, entonces cuando ya hubo pasado, le di otros tres azotes, con ganas, la traca final y deje el cinturón. Me volví a arrodillar detrás suyo, le volvía a bajar el tanga, nada mas hacerlo el vibrador escapo de su sexo mojadísimo, le empecé a dar besitos por todas las nalgas, entre los muslos, en el sexo. Me levanté cogí de nuevo el cinturón lo deje en su espalda, le cogí las manos llevándolas a su espalda, juntando ambas muñecas, pase el cinturón a modo esposas, atando sus manos en su espalda, pase mi mano por su sexo, le metí los dedos, jugué en su intimidad y aprovechando su lubricacion empecé a lubricar la entrada de su culo, primero con su propia esencia, después ayudándome de mi saliva, le metí un dedo, dilatando con paciencia, luego dos, a la vez que me bajaba los pantalones y los bóxer, sin sacar los dos dedos de su culo, lleve mi a la entrada del suyo y la penetre, le di un par de embestidas para mojarlo bien y entonces lo saqué, a la vez que sacaba los dedos de su culo y apuntaba mi polla, apretando, venciendo su resistencia, hasta meterla entera, me agarre del cinturón que ataba sus manos a la espalda y empecé a entrar y salir despacio primero y cada vez mas rápido, en cada embestida mi pubis chocaba contra sus nalgas rojas y calientes del castigo, esa visión me excitaba mas y mas,aumentando el ritmo de mis embestidas, hasta correrme dentro....le solté las manos, a la vez que salia de dentro suyo....nos recuperamos inmóviles, cogiendo aire...yo me senté en el sofá rendido, ella aun estuvo en aquella posición unos instantes, hasta que se levanto se acerco a mi de rodillas encima del sofá, nos abrazamos y nos besamos, mientras yo frotaba sus nalgas con la mano....ella se levantó, me miró y me dijo...

-Nos damos un ducha?....
-Siiiii, pero espera........acércate...

Se acerco y lleve mi mano otra vez a su sexo, seguía empapado....

-Que vamos a hacer contigo?..
-Tu sabrás, tu eres el profesor..

Nos dimos aquella ducha y seguimos los juegos en la ducha y en la cama....hasta quedarnos dormidos.


Continuara.....

El profesor (el inicio)




Aunque supongo que muchos ya lo sabéis, hace algún tiempo cambiemos de alojamientos la página. La primavera pasada tuvimos un problema de censura, que nos hizo volver a este hosting inicial. Por el camino se perdieron los archivos de lo escrito desde 2011. Con mucho esfuerzo conseguimos recuperarlos, pero en un formato incompatible para la migración. Por lo que de hacerse nunca, no queda más remedio que ir entrada a entrada y hay más de 5000. Así que probablemente muchas de ellas quedaran en el olvido informático. Sin embargo si estoy decidido a por lo menos recuperar todos los relatos escritos durante estos 6 años. Y voy a empezar con una serie que titulé: "el profesor" y que en su momento gustó mucho.

Por fin parecía que la suerte me sonreía. Al menos eso pensaba aquella noche de Sábado, en la que empezaba a celebrar mi nueva vida.

Lo hacía junto a un amigo, en cierto modo quien me había conseguido aquel trabajo, que me había permitido, mudarme de ciudad y empezar de cero. Apenas hacia unos días que me había instalado y de hecho el próximo Lunes, empezaba de verdad, esta aventura en mi primer día de trabajo como profesor de aquella academia que preparaba opositores. Aunque aquella noche no era para pensar en mañana, si no para celebrar y a eso nos disponíamos.

A principios de Septiembre, aun se podía disfrutar del aire libre y así empezamos la noche, disfrutando del aire libre en un terraza de una muy famosa plaza. Un par de cañas y conversación agradable, en esa hora de transición entre los que pasean y se recogen ya y los que empiezan una larga noche. Allí estábamos saboreando una cerveza, charlando y contemplando a la gente, cuando en la mesa de enfrente se sentó un grupo de chicas, cuatro o cinco, también entre risas y por como iban vestidas, era fácil deducir que también la noche para ellas se presentaba larga, como nosotros no eran precisamente adolescentes, aunque si algo mas jóvenes.

Sergio me iba haciendo un poco de guía, aunque conocía la ciudad, había estado muchas veces, ahora viviría allí, así que Sergio me iba detallando lugares mas concretos y necesarios, que no salen en los planos para turistas, aunque sinceramente, no la hacia demasiado caso, lo escuchaba pero de fondo, mi cabeza y  mi mirada estaban en otra dirección, en una de las chicas del grupo de la mesa de enfrente, con la cual mi mirada se había cruzado ya un par de veces. Se acababa de encender un cigarro y justo en el momento de expulsar el humo, nos volvimos a cruzar la mirada, solo que esa vez, la sostuvimos unos segundos, era guapa muy guapa, su cara, sus labios, sus ojos, era todo armónico y la mirada ufffffffffffffff, llevaba una camiseta que dejaba un hombro al aire, el resto me lo tapaban y antes de dejar de mirarme, me pareció intuir una sonrisa entre sus labios....

-Tioooo estas empanado, me escuchas??
-Joder perdona en mi mundo, que decías?...
-Pues si nos vamos a picar algo...
-Si, si vamos..

Nos levantamos y abandonamos aquella terraza. Para callejear por las callejuelas del casco viejo. Sergio seguía en su papel de guía, me llevó a un par de sitios, picamos algo y seguimos la ruta, la noche ya había caído y los pequeños locales se empezaban a llenar, Sergio me llevó al tercero, era mas grande y amplio, aunque también había mucha gente, conseguimos abrirnos paso hasta la barra para pedir y al llegar un vuelco en el corazón, justo allí teníamos el mismo grupo de chicas que en la terraza y justo delante mio sentada en un taburete de la barra ella. Nos volvimos a mirar y esta vez si puedo asegurar que me sonrió, lo que me puso nervioso y torpe, casi tiro la caña que acababa de pedir. Y en ese juego de miradas, estuvimos en aquel bar durante unos minutos, entonces ellas se fueron, tenían que pasar por delante de nosotros y así lo hicieron, yo tuve que arrinconarme contra la barra para dejarlas pasar, cuando paso ella, nos rozamos y nos miramos, me quede embobado, por sus ojos, por su olor que pude sentir por primera vez.

 Sergio seguía a la suyo, hablando pero seamos sinceros, yo llevaba tiempo sin hacerle caso. Aunque no me atreví a decirle tampoco lo que deseaba en aquel momento, que era ni más ni menos, que ir detrás de aquel grupo de chicas. Aún estuvimos rato en aquel bar, picando algo mas, hasta que el local quedo casi vacío, a la hora en que las tapas y las cañas, dan paso a las copas y la música alta.

 Así que cruzamos la calle que separa una zona y otra y nos adentramos, por las calles mas noctambulas de la ciudad, la primera la hicimos en un local tranquilo y agradable, con mucha gente pero sin agobios, hasta que los efectos estimulantes del alcohol, nos decidieron a buscar algo mas animado. Volvimos a la calle, andamos a lado y lado grupos de gente, gritos, diversión, algún perjudicado ya, cuando diviso un grupo de chicas muy animadas que vienen caminando, que viene hacia nosotros, van caminando ocupando toda la calle y nosotros justo por el medio, vamos a chocar si seguimos así, Sergio me hace un gesto como diciendo aparta, pero ni caso sigo caminando firme, al cruzarnos ellas se apartan entre risas, nos volvemos a mirar y siguen, entonces paro, miro a Sergio, no le tengo que decir nada, media vuelta y las seguimos, entraron a local que parecía lleno, entramos nosotros también, típico local de copas atestado de gente, se perdieron entre la multitud, fuimos a la barra que tenia forma de melón y justo cuando esperaba que me atendieran en frente, estaba ella en la misma situación que yo, nos volvimos a mirar, desde el burladero de aquella barra, ahora ya no eran suposiciones era descaro y un juego me miradas total.

 Durante un rato seguimos con ese juego, observándola divertirse, bailar...., estuve a punto de acercarme un par de veces, pero el destino me dio la oportunidad, cuando la vi dirigirse hacia la puerta, a pesar de que las copas empezaban a hacer efecto, enseguida deduje sale a fumar, así que yo detrás, dejando a Sergio. Al salir a la calle rápidamente miré en todas direcciones, hasta que la encontré un poco mas apartada de la puerta, solo fumando. Me acerqué a ella llevándome un cigarro a la boca, ella me miraba, cuando estuve a su lado le dije un tímido...

-Hola.....tienes fuego?....(Se echó a reír)
-Jjaajajajajajaaj, que antiguo no?..
-Jajajaaajaja pues si un poco si, pero no tengo..

Le dio una calada profunda al suyo mirándome y acto seguido me dio su propio cigarro para que me encendiera el mio.

-Y bueno como te llamas?
-Carol y tu?
-Carol de Carolina?
-No, no Carol de Carol
-Ahhhh vale yo Javi..
-Mucho gusto Javier...

Nos dimos dos besos, aunque la primera me la había dado en toda la frente. Empezamos a charlar, mas fluidamente, ella enseguida se dio cuenta que no era de allí por el acento, estuvimos charlando más o menos 15 minutos, cuando le dije:

-Tal vez deberíamos entrar, tus amigas te deben echar en falta y el mio lo he dejado solo.
-Pffffff, lo que tendría que hacer yo, es despejarme un poco, que vivo fuera y tengo que conducir, además mis amigas están avisadas...

Me quedé sin saber que constestar.

-Me voy a dar un paseo, me acompañas? o te quedas...
-Vamos
-Y tu amigo?
-Ya es mayorcito.

Nos perdimos por las callejuelas aun llenas de bullicio, hasta terminar en una especie de plaza en la que había una asombrosa calma, comparada con las calles de alrededor, ella se sentó en una especie de murete de piedra...

-Uffffff estos tacones me matan a estas horas ya....

Llevaba una mini vaquera y la misma camiseta que dejaba el hombro al aire. Me acerqué cauteloso, de frente nos miramos, me seguí acercando en silencio, cada vez mas cerca, tanto que ella abrió sus piernas para dejarme pasar, sin dejar de mirarnos, sin decir nada, le cogí de la cintura a la vez que ella me cogía de la nuca y nos besamos, simplemente sucedió y seguimos besándonos con desespero, mordiéndonos casi o sin el casi, apretándonos el uno contra el otro, frotándonos, escuchando los gritos de la gente que aun andaba de fiesta por las calles, descontrolados, hasta que ella dijo:

-Ufffffffffff, me acompañas al coche? esta aquí cerca
-Vamos...

Salimos de aquella plaza, enseguida encontramos su coche, nos metimos, nos volvimos a besar dentro, a meternos mano, la cosa se estaba poniendo muy caliente y de nuevo ella paró:

-Pasa demasiada gente por aquí, vamos a algún sitio mas tranquilo...

Arrancó y nos perdimos por la ciudad, terminamos casi en las afueras, en el parking de un parque solitario a esas horas, allí paró el coche en medio de aquel inmenso parking, apago las luces, puso algo de música y cuando me di cuenta ella estaba encima mío, con la mini vaquera vuelta del revés como un calcetín por encima de su cintura, sentada con las piernas abiertas en mi regazo y besándonos y frotándonos otra vez. Yo lo cogía los pechos uno con cada mano, se los apretaba con la ropa puesta, entonces ella cogió una de mis manos y con total descaro la llevo entre sus piernas, noté su ropa interior empapada, lleve mi otra mano a su culo, sin pensarlo le di un par de azotes y su reacción fue un largo "mmmmmmmmmmmmmmmmmm", a la vez que se mordía el labio, la mano de su entrepierna aparto lo que pudo la poca tela del tanga y tres dedos empezaron a frotar todo su sexo, mientras se me escapaba algún azotito mas, ella paro de moverse un momento se apoyó en mis hombros a la vez que se levantaba un poco, entendí a la primera su petición, con la palma de la mano hacia arriba, le metí un dedo a la vez, que hacia fuerza con la palma hacia arriba apretando su sexo, ella empezó a moverse cogiéndome de la nuca, apretando su sexo contra la palma de mi mano, a jadear a moverse, mientras lo hacia no puede evitar darle algún que otro azotito mas, recibido siempre por un largo gemido y algún mas entrecortado, cada vez se movía mas rápido le metí otro dedo, me lo apretaba con sus músculos, sin dejar de moverse, hasta que se corrió, mirándome....así pasaron unos instantes con mi mano aun en su humedad, mientras se recuperaba. A mi me dolía el pantalón de la presión de mi polla allí encerrada, cuando se recupero miro el reloj:

-Ufffffffffffffff que tarde y yo mañana tengo comida familiar.

Sin decir nada mas me saco la mano, se bajó la falda y se sentó en el asiento del conductor a la vez que arrancaba el coche, dejándome boquiabierto....lo cierto es que aunque aun era de noche se veía clarear ya el cielo desde el este. No supe que decir, me quedé en blanco.

-Donde te dejo?

Le indiqué la dirección, conocía el sitio, me llevó, le dije donde parar, paró el coche pero no el motor...

-Lo siento, pero es que se me ha hecho tarde, tenías que haberme entrado antes jajaajaj...
-No pasa nada, no pienso morirme hoy...
-Jajajajajaaj ni yo, bueno si no terminas de bajar quien sabe jajajajajaj
-Me das tu teléfono y te llamo un día?
-Vale...

Abrió la ventanilla, me baje, del coche, me saque el teléfono del bolsillo, me apoyé en el marco de la ventanilla con el teléfono en la mano, escribí en la libreta de contactos Carol...

-Ya....dime.

Empezó a subir el cristal, en acto reflejo me eché hacía atrás se cerró la ventanilla y el arrancó deprisa haciendo patinar las ruedas, dejándome otra vez con cara de bobo y el teléfono en la mano, mientras se perdía por la desierta calle, cuando ya clareaba del todo.

Cuando reaccioné me dio por reír, resignado me fui a la cama, me quedé dormido al instante. Desperté pasado el mediodía del domingo, al despertar, empecé a recordar, llegando a pensar que había soñado mi aventura de la noche anterior, hasta que al recoger mi ropa, esta aun estaba impregnada de su olor.

Aquel domingo la pase pensando en aquella extraña aventura, todo un surrealista inicio de mi nueva vida. Al lunes siguiente me incorporé a mi nuevo trabajo, tenia varios grupos de opositores, todo salio según lo previsto, me paso el primer día volando, cuando quise darme cuenta eran las 6 y media de la tarde, el director de la academia, me invitó a tomar un café, aun me quedaba el último grupo, que tenían hora a las 7, era un grupo curioso pues todo eran mujeres, además era el último grupo, así el director me dio las llaves del centro cuando llegó la hora, me dijo que cerraré yo y yo me fuí a la clase. Cuando llegué ya estaban todas dentro del aula, así que saludé y me fuí hacía mi mesa, dejé una carpeta encima de la mesa y miré hacia la clase, cuando la vi, allí sentada, era ella!!!!!!!!!. Nos miramos, se puso roja al instante, no se si alguien más se percato, de ese instante de tensión, que resolví presentándome y explicando un poco en que consistía aquel cursillo para opositores, mientras lo explicaba no podía evitar mirarla de vez en cuando y a la vez maquinar, entonces fue cuando se me ocurrió, una especie de dulce venganza y les dije que seria una buena idea que una por una se fueran levantado y presentándose, en plan colegio...Siguiendo un orden empezaron a hacerlo, mientras yo me senté en mi silla detrás de la mesa, solo tenía que esperar a que le tocase a ella y me estaba regodeando por dentro...finalmente le tocó, a diferencia de al resto, a ella la miré fijamente desde que se levantó de la silla.

-Hola a todas, yo me llamó Carol...
-Carol, de Carolina? (interrumpí)
-No Carol de Carol, nadie me llama Carolina..
-Ok, sigue....

Siguió, aunque totalmente roja, ante mi mirada. Después seguimos la clase, 10 minutos antes de terminar, les repartí unos cuestionarios tipo test, mesa por mesa, al llegar a ella, le di el suyo y le dije:

-Al terminar la clase, espera un momento que me faltan unos datos.

Cuando terminó la clase todas se levantaron, ella también se acercó hasta mi mesa tímidamente, yo hacía ver que apuntaba cosas en mi carpeta...

-Dime, que datos te faltan?

Levanté la mirada, aun quedaba gente por salir.

-Un segundo ahora te digo.

Finalmente la clase quedo vacía, solos ella y yo.

-Llegaste bien a casa el sábado?
-Si gracias....por cierto, lo que pasó el Sábado....bueno pasó y ya está...
-Me parece muy bien.
-Estábamos los dos de fiesta, habíamos bebido....
-Te estas justificando?..no decías que pasó y pasó o a caso tienes sentimiento de culpa?
-A ver, se que mi comportamiento, bueno que lo siento
-Definitivamente si tienes sentimiento de culpa. Dime cuando arrancaste el coche y saliste como si estuvieras de carreras, te reíste mucho?.
-Ya te he dicho que lo siento, que no....
-No pasa nada, por cierto el dato que me falta es tu edad
-Treinta y...
-Lo ves ya sabía yo que no podía ser, en tu ficha pone 16....Carolina...
-Que no me llamo Carolina, que me llamo Carol!!!!!!!!
-Aunque tu comportamiento es mas propio de los 16....
-Y el suyo señor profesor?....a lo mejor es que esperaba un hombre que se impusiera el sábado, no un "jovencito" a verlas venir, a lo mejor todo era parte de una provocación y mira que por un momento, llegue a pensar que la tendría....pero no, bueno me tengo que ir "señor" profesor, que vivo fuera y se me hace tarde jajajajajaja....

Se dio media vuelta y se fue hacía la puerta, me levanté fui detrás suyo y justo cuando abría la puerta, con mi mano por encima suyo se lo impedí, se giró hacía mi....

-Mmmmmmmm, que vas a hacer, me vas a castigar a quedarme una hora mas?
-Contigo eso no daría resultado.

Me saque las llaves del bolsillo, cerré el aula con llave y acto seguido la cogí del brazo en dirección a mi mesa, sin soltarla, cogí la silla de detrás de mi mesa, con la otra mano y la situé en el centro de la pizarra, sin soltarla me senté en la silla y tiré de ella, hasta ponerla en mis rodillas, sin mucha resistencia todo sea dicho, empecé a azotarla con una mano apoyada en su espalda, para que no se levantara, mientras que la otra caía una y otra vez sobre su culo, cada vez mas fuerte, aunque pensé que los vaqueros que llevaba eran demasiada protección, entonces la hice levantarse, de pie a mi lado, yo desde la silla le desabroche el cinturón y los vaqueros, se los baje firmemente, dejándole solo puesto el tanga, de un nuevo tirón la recoloqué en mis rodillas y reanude el castigo, con mas ganas, estuve un buen rato azotándola en aquel aula vacía, hasta ponerle el culo bien rojo, entonces paré y nada mas parar ella se levantó y empezó a frotarse, sin mirarme....mientras yo lo bajaba el tanga, hasta la altura donde estaban sus pantalones y nada mas hacerlo pasaba un dedo entre sus labios...

-Vaya...tal vez deba ser mas duro la próxima vez, esta reacción no es la que esperaba, no se si te habrá quedado muy claro, que no me gustan las cosas a medias...

Entonces levanto la mirada, volvía a estar sonrojada, pero sonrió con picardía, sin decir nada nada se dejo caer de rodillas entre mis piernas, mirándome levantó mi camiseta, empezó a pasar su lengua por mi vientre mientras desabrochaba mi cinturón y mis pantalones, empezó a recorrer la goma de mis bóxer con la lengua, así a pasarla por encima de los mismos, de vez en cuando levantaba la mirada y me miraba, en una de esas miradas se incorporo un poco, me agarró del lado de los pantalones, yo la ayudé me levanté un poco y me los bajo, hizo lo mismo con los bóxer, liberando mi sexo totalmente erecto, enseguida lo agarro con la mano con fuerza y llevo la punta de su lengua a la punta de mi sexo, mirándome empezó a pasarla, despacio, por toda la punta, resiguiéndolo, un buen rato, por todo el tronco también, entonces paré, y mirándome empezó a subir y bajar su mano por el, masturbándome, mientras se llevaba la otra mano a su boca, con uno de sus dedos dibujaba el contorno de sus labios, saco la punta de la lengua, la paso por su dedo, luego se lo metió todo en la boca, a meterlo y sacarlo mientras me masturbaba hasta que si dejar de mirarme, llevo su mano a su sexo, estirando hacia atrás, dándose una palmada en el sexo, sin dejar de mirarme, tocándose,frotándose un instante, para sin dejar de hacerlo volver a mi polla y tragársela entera, cogiéndola del tronco y subiendo y bajando su boca por el, yo estaba totalmente excitado, menudo fin para aquel primer día,  cuando noté que me iba a correr la cogí del pelo apartándola y ella siguió masturbándome con la mano mientras eyaculaba y sin dejar de hacerlo aunque ya había terminado de correrme....bajando el ritmo, poco a poco mientras yo me recuperaba, yo me quede en la silla medio traspuesto....

-Levántate...

Se levantó e inmediatamente mi mano se fue entre sus piernas, le acaricié el sexo esta empapado, le metí y dedo, dos, ella gemía, los dedos entraban y salían entonces de repente paré, le subí el tanga y después el pantalón ante su sorpresa....me miró....

-Vives fuera y se te hace tarde...además tienes deberes para mañana....

No se que pasaría por su cabeza en aquel momento, seguro que se acordó de mi familía, pero lo cierto es que sonrió, nos terminamos de adecentar, salimos del aula, llevábamos caminos distintos, antes de irse, nos despedimos y me dio un papel, era su número de teléfono.....Cuando llegue a casa le envié un mensaje.

-Has hecho los deberes?

Continuará....

miércoles, 2 de agosto de 2017

Quien no tiene cabeza...




Mi abuela decía que quien no tiene cabeza tiene que tener piernas, refiriéndose a que los despistes, suelen hacernos recorrer unos metros extra que nos ahorrariamos de tener la cabeza donde tiene que estar, pero yo cambiaría ese dicho, cuando quien no tiene cabeza además es spankee, en este caso lo que tiene que tener es culo, para purgar sus pecados.

La historia que os voy a contar es un ejemplo de esto,  muy claro.

Todo empezó una mañana al levantarme para ir a trabajar, ella se acababa de ir, empieza antes que yo. Y como ya estaba despierto aproveché para desayunar tranquilo y salir sin prisa a trabajar, odio ir con prisas y me gusta tener ese espacio de tiempo para despejarme con calma. Pero todo se torció en el momento en el que me disponía a salir, cuando fuí a buscar las llaves del coche. Soy muy maniático con eso, siempre las dejo en el mismo lugar, por lo que me extrañó que no estuvieran. Un mal día lo puede tener cualquiera y el primer sitio que se me ocurrió es que debían estar en alguno de los bolsillos del pantalón que había usado el día anterior. Fui al cesto de la ropa sucia y estaban los pantalones pero ni rastro de las llaves, eso empezó a preocuparme, me puse a buscarlas por otros lugares de la casa, con la tensión en aumento. Miré el reloj y pensé que lo mejor era tirar por el camino recto y coger las de recambio, mi sorpresa fue cuando abrí el cajon donde dejabamos todas las llaves de repuesto y no estaban, entonces el nerviosismo si empezó a ser evidente. No cuadraba nada, una cosa es que hubiera dejado las  llaves en cualquier sitio, es algo que nos puede pasar a todos, otra muy distinta es que las de recambio no estuvieran en su sitio. Entonces me vino una imagen a la cabeza, como un flashback. En la imagen salía ella sonriente, diciéndome.

-Cojo tu coche un momento para ir a la peluqueria, asi no saco el  mio del parking.
-Ok, toma las llaves
-No, ya  he cogido las de recambio no tardo nada.

De inmediato cogí el móvil para llamarla, pero no me dio tiempo a marcar el número, que sonó una llamada era ella.

-Hola!!!! Buenos días
-Hola, por cierto donde dejaste las llaves de recambio de mi coche el otro dia, que no se donde coño puse las mías y me estoy volviendo loco buscando..
-Vaya.....para eso te llamaba precisamente
-¿Como?
-Es que verás, te vas a morir de la risa....me acabo de dar cuenta, que no se como, estan en mi bolso, las llaves de mi coche,  pero también las dos tuyas...

Un algo que no se definir  me empezó a subir por los pies, una especie de calor fruto de la indignación.

-Y me puedes explicar, que cojones hacen mis dos llaves del coche en tu bolso?
-Ni idea...
-¿Como  que ni idea?. No tienes  ninguna teoria al respecto?
-Pues.....así a bote pronto, imagino que el dia que cogí tu coche las de recambio se quedarón allí e imagino que esta mañana medio sobada y con las prisas, he cogido al mogollón y se han colado las  otras.

Lo que dije en ese momento, mejor no reproducirlo, pero el cabreo era de impresión.

-Y ahora que? porque vamos en 20 minutos tengo que estar en el trabajo y próximo bus es a media mañana ya lo sabes, como coño voy a la ciudad...
-Bueno no te pongas así, pensemos una solución
-Solución!!!!, luego te voy a explicar yo una solución.
-Se me ha ocurrido una idea, dame un minuto y te llamo.

Me colgó el teléfono, yo empezaba a estar desesperado, si la tengo delante en aquel momento, le cae la del siglo. Un minuto después más o menos volvió a sonar el móvil, era ella.

-Ya está arreglado, en diez minutos tienes un taxi en la puerta y lo siento de verdad, no se como ha podido pasar, te dejo que me estan llamando, mandame un mensaje cuando hayas llegado. Un beso.

Me colgó, pese a que yo seguía, con el discurso de eres un caso perdido etc, etc....

Unos quince o veinte minutos eternos después, sonó el timbre era el taxista. Rápido me monté en el taxi y por fin salía de casa. Entre una cosa y otra cuando el taxista se detuvo en la puerta del trabajo, ya eran tres cuarto de hora tarde sobre la hora que entrada y encima me tocó abonar la carrera, osea 48 euros, por apenas 20 km, vamos el gasto en gasolina de dos semanas, fundido en una mañana. La cabeza me hervía, además en aumento con las típicas bromas de los compañeros, sobre si me había dormido y demás. Me dijo que la llamara, pero no era el momento, porque no se que hubiera salido de mi boca, así que sin más me puse a currar. Un rato después me sonó el teléfono era ella.

-Hola, has llegado ya estoy preocupada
-Si tres cuarto de hora tarde y con casi 50 euros menos, pero aquí estoy...
-Ufffff menos mal, estás muy enfadado?
-Tu que crees?
-Ya.....lo siento de verdad, no se que cabeza tengo, por la tarde te voy a buscar yo.
-Todo un detalle por tu parte

Mi comentario la hizo reir, pero claro como podéis imaginar a mi no me hacía ninguna gracia.

-Tengo que ponerme a currar, pero vamos no pienses que esto va a acabar así, ya hablaremos largo y tendido luego...

Me contestó con un escueto vale y fin de la conversación. Estuvo el resto del día enviándome mensajitos en plan cariñoso y demás, que no le contesté, aunque reconozco que ya más enfrio por momentos me partía de la risa.

A la hora de salir me esperaba en la puerta con el coche y la mejor de sus sonrisas, ahí pequé de blando porque también se me escapó una sonrisa. Me monté en el coche y le dije.

-Anda tira, que cuando lleguemos a casa, vamos a hablar muy en serio.

El camino a casa, fue una conversación intentando entender que había pasado, pero nada en claro un misterio de su cabeza. Al llegar metimos el coche en el garaje y nada más salir sin mediar palabra, la cogí del brazo me la puse a tiro y de pie, le di un tanda de azotes con la mano, como a una niña que acaba de hacer una travesura, mientras dábamos vueltas alrededor del coche, hasta que le dije.

-Ahora, vas a subir a casa, yo necesito tomar el aire un cuarto de hora, pero cuando vuelva te quiero con la ropa de castigo y en el rincón esperándome. Y te aviso sin trucos, no estoy para juegos.

Salió por la puerta que daba acceso a la casa frotándose el culo, yo me quedé y sali a la calle a maquinar, un castigo lo suficientemente efectivo para evitar que se volviera a repetir algo similar.

Pasado el cuarto de hora, subí a casa reinaba el silencio. El rincón está entrando al salon a la derecha, en un espacio que queda justo por detrás de la mesa. Allí estaba ella, esperando obediente imagino que consciente que la había liado gorda y que mejor no complicar más el asunto. La ropa de castigo, no era más que una faldita de cuadros muy muy corta, que dejaba el inicio de las braguitas simplemente inclinandote un poco. Las braguitas también eran unas muy concretas, reservadas para los días especiales, aunque no tenian nada de especial unas simples braguitas blancas, el resto del kit lo culminaba un polo blanco. Entré sin decir nada y me senté el sofá, respiré hondo y le dije.

-Ponte en posición sobre la mesa.

Esa era la posición de los castigos severos. Inclinada sobre la mesa apoyando los codos y los antebrazos rectos con las palmas de las manos en la mesa. Me obedeció sin rechistar. Cuando estuvo en posición me levanté, me acerqué y pese a que en esa posición la faldita cubria solo medio culo, terminé de levantársela, después me desabroché el cinturón que llevaba, de cuero marrón. Con todo si ritual lo doblé por la mitad. Me pusé en la posición idonea para usarlo contra su culo y sin más empecé a azotarla, con el único calentamiento de la docena de azotes que le había dado en el garaje. Le di una primera tanda de unos 20 o 25 azotes seguidos sin pausa, el sonido del cuero, golpeando la piel tiene algo hipnótico, pero en esa primera tanda, aún tenia la protección de las braguitas, así que dejé un momento el cinturón en la mesa, me puse en cuclillas detrás de ella y despacio le hice descender las braguitas, lo justo y necesario para que quedara su culo expuesto al cuero del cinturón. Tras la operación lo volví a tomar y empecé otra vez a azotarla con el, esta vez si con ese sonido tan especial. Ella aguantó estoicamente una segunda e intensa tanda de otros 25 azotes, aplicados con ganas, solo algún pequeño jadeo como muestra de dolor. Al terminar tenia la piel de un rojo encendido, pero su "travesura" era merecedora de un castigo ejemplar. Me volví a colocar el cinturón y le dije.

-Ahora apoya el pecho directamente en la mesa.

En ese posición la espalda aun quedaba más doblada y el culo más expuesto. Yo salí del salón y fui a la habitación en busca de la temida vara inglesa. De vuelta con ella, la hice silbar en el aire varias veces y  le dije.

-En la disciplina inglesa, las faltas más graves, eran castigadas con una docena de azotes con la caña y creo que tu travesura de hoy es merecedora de la sanción más alta. Los contarás tú en voz alta, si tengo que esperar o avisarte, recibirás un azote extra por cada vez, ¿está claro?

Me respondió con un si entrecortado. Jugué a frotar la vara varias veces por la piel de su culo. Hasta que el sono el silbido de la caña cortando el aire para estrellarse en la piel desnuda y ya roja de su culo. Un linea blanca cruzó sus nalgas, en decimas de segundo era roja y cuando dijo: uno, la raya era ya púrpura. Tras la primera media docena de azotes hice una pausa, durante la cual pasé la yema de mis dedos, por aquellas marcas que empezaban a coger relieve. Tiempo de que cogiera aire y fuerzas para la segunda docena, que recibió de manera implacable, todo contados en voz alta y clara. Al terminar dejé la caña, la ayude a levantarse y la acompañé de nuevo al rincón, por el camino las braguitas descendieron hasta los tobillos, una vez el rincón tomé sus manos y las puse detras de su espalda de modo que mantuvieran la faldita levantada por detrás. Sabía perfectamente que debía tener el culo dolorido, del castigo, además con ese dolor tan especial del efecto caña, deseando alivio, pero durante diez minutos la tuve así en el rincón, sintiendo la sensación del castigo, sin ningún tipo de alivio. Un minuto antes de los diez previstos, me levanté, fui al baño y moje una toalla en agua fria, escurrida para que quedará húmeda y no goteara. Con ella me fui al salón de nuevo. Entonces la llamé, le dije que se tumbara en mis rodillas, le volví a levantar la faldita y le puse la toalla húmeda y refrescante encima del culo apretando suavemente con mis manos.

-A partir de ahora, las llaves de respuesto no se tocan, salvo emergencia y si se cogen se devuelven a su sitio...y si no ya sabes lo que pasará

Seguí un rato el discursito, sobre el despiste y demas, hasta que en determinado momento, levanté ligeramente la toalla, para tener acceso entre sus piernas y pensé que al menos por una temporada había aprendido la lección y que un poquito de placer en forma de masturbación con mis dedos, sobre mis rodillas y sintiendo aún el efecto de la azotaina, era un buen final.





miércoles, 26 de julio de 2017

El lince ibérico y el sadomasoquismo.




Ya se que dije, que en esta nueva etapa, solo iba a publicar relatos, pero la lectura de ayer de una advertencia, me ha hecho pensar mucho y creo casi un deber compartir esa reflexión.

Los biólogos cuentan como un efecto multicausal provocó la recesión y casi desaparición del lince ibérico. Entre esos factores obviamente está la mano humana, modificación de hábitat, por intereses ecónomicos de todo tipo (agrarios, especulativos...), la caza, las carreteras que se cobran su tributo, todo eso ha influido, pero ese declive tan espectacular, que ha llevado a la especie al límite no se explica tampoco sin un fenómeno natural. El lince es un predador solitario y muy especializado, tanto que depende para su supervivencia de una presa: el conejo de campo. Su supervivencia se mide mucho en la cantidad de conejos que haya a su disposición en su territorio de caza. Por lo tanto podemos concluir, que la aparición de la terrible epidemia de la mixomatosis, ha sido crucial en la casi extinción del lince ibérico.

¿Que tendrá que ver, esto con el sadomasoquismo sexual?. Pues muy sencillo, en los juegos sadomasoquistas eróticos, como en cualquier otro colectivo se esconden predadores. Solo que  las especiales características de los juegos hacen que se mimeticen a la perfección y tal vez debido a eso, tengo la absoluta convicción que son más abundantes que en otros colectivos. Aquí pasan desapercibidos. Pero al igual que el lince, el predador sadomasoquista necesita conejos de los que alimentar su ego, el día que no haya conejos, no habrá predadores o buscaran al menos otros territorios de caza, donde quizás son más identificables. Así que voy a acompañar esta entrada de un pequeño decálogo que puede ayudar y mucho a identificar al predador y no convertirse en conejo.

1. Alto grado de intolerancia.

Son personas rígidas, que no suelen escuchar y respetar las opiniones y decisiones de los demás. Se suelen frustrar fácilmente cuando algo no corresponde a su ideas o expectativas.

2. Autoritarios y controladores.

Suelen poco a poco y sin que la víctima se de cuenta, empezar a controlar y monitorizar todos los movimientos ya no solo de esa persona sino también de su entorno, llegando a provocar sensación de asfixia. Usando la confianza como pretexto, cosas como: "déjame tu móvil", "dame la contraseña de tu mail, que quiero enviar una cosa desde el tuyo". "dame el número de tu amiga, que quiero contarle un cosa..."

3. Son a todo o nada. Su pensamiento es blanco o negro, no hay colores, ni tonos, eso los hace extremadamente rígidos y propensos al enfrentamiento constante y a la necesidad de llevar siempre la iniciativa.

4.Son especialistas en el chantaje emocional. Lo usan sin miramientos para conseguir lo que quieren. "Lo he dejado todo por ti", "He apostado por esta relación más que tú" "No puedes hacer esto, con lo que he luchado"......

5. Son encantadores al principio. Son unos perfectos embaucadores, cariñosos, detallistas, con el objetivo que su víctima le muestre su debilidades emocionales y así tener por donde agarrarla y controlarla. "Si no fuera por mi estarías sola"

6.Muy críticos pero muy poco autocríticos. Al ser personas rígidas no acatan bien las críticas, cualquier crítica es asumida como un ataque personal, se ofenden con facilidad. Sin embargo no duda en criticar a los demás, es más suele usar críticas al entorno de la víctima con el objetivo de aislarla del mismo. "Tus amigas no son una buena influencia, se aprovechan de ti...."

7. Sufren labilidad emocional. Podríamos decir que son analfabetos emocionales, ya que no saben gestionar sus emociones, ello les genera grandes altibajos, pueden pasar de estar bien a estar mal en cuestión de minutos, lo cual genera incertidumbre, tensión y ansiedad en quien comparte relación

8.Baja autoestima. Bajo la apariencia de carácter fuerte se esconde mucha debilidad, de  hecho ese carácter, no es mas que una máscara para esconder esa falta de autoestima, de ahí la necesidad de mostrarse autoritario y salirse con la suya para compensar esa falta de autoestima.

9. Son insensibles. Pese a que en apariencia y sobre todo la inicio de la relación, se muestran sensibles y detallistas, a medida que esta progresa, sale el narcisista egocéntrico que hay dentro, carente de la más mínima empatía. Eso hace que puedan hacer daño y manipular no solo a su pareja sino a terceros con el único objetivo de salirse con la suya.

10. Hacen falsas promesa. Una vez descubiertos sus dos trucos son el chantaje emocional del cual ya hemos hablado y la promesa de cambio. El típico dame tiempo para adaptarme, entiende que esta es una situación nueva para mi, generalmente esa promesa de cambio se asienta sobre una mentira inicial y consciente que acaba por salir a la luz, descubierto en su mentira, su tabla de salvación son las falsas promesas de cambio o adaptación. "Aprenderé por ti".


Todo predador, hace siempre uso del engaño como estrategia, uno de los más habituales en el predador sadomasoquista, es un supuesto camaleonismo. Si no me creéis basta con hacer la prueba en especial si sois mujeres. Poned un anuncio muy claro y detallado, definiros claramente y veréis como recibís respuestas de perfiles, que no se adaptan en nada a lo que pedís, pero que sin embargo, prometen adaptarse, incluso cambiar de etiqueta. Ni caso, la cabra tira al monte, y la idea no es cambiar ellos, sino ellos cambiar a la víctima.

Tal vez, mi visión de todo esto sea en exceso romántica. Reconozco que he tenido suerte, que me inicié con alguién sincera y comunicativa. Que me expresó sus gustos y sus fantasías y que jamás me mintió, siempre fue clara y sincera conmigo. Tal vez por eso considero que en toda relación, pero si cabe con mayor motivo en estas por el tipo de juegos que incluyen es básica la confianza y también paciencia a todos nos gustaría satisfacer nuestras fantasías el primer día, pero esto no funciona así, si se quiere libertad de acción, eso requiere tiempo, conocer, mucha paciencia y terminará por dar los mejores y más dulces frutos. Si el punto de partida de esa relación es una mentira, una falsa promesa, ¿que coño se puede construir, con esos cimientos?

Hay una frase del psiquiatra Thomas Szazs, que la he hecho frase de cabecera de este tipo de relaciones: "El mejor maestro tiene la máxima autoridad, con el mínimo poder". Un spanker no tiene ningún poder, cero, su ejercicio como spanker se basa en una concesión que le cede la otra parte. Un spanker no pone normas, ni ejerce control alguno, tan solo interviene en aquello que la parte spankee le da permiso para intervenir y en determinados momentos. Es un juego de paciencia, de ir descubriendo y explorando de la mano, las iniciativas y el control, solo son y se limitan en el espacio tiempo del juego. Fuera de ahí se mire como se mire, deja de ser un juego entre predador y víctima, para ser roles de reales de víctima y victimario.

Entiendo que haya quien juegue solo por vicio, lo entiendo y lo respeto. Lástima que la experiencia me dice, que eso suele ser algo que se esconde, para evitar que el máximo número de conejos no vuelvan a la madriguera. Y así nos encontramos con el predador que promete y se compromete, pero cuyo único interés como un caso que conozco es encontrar a una víctima a la que hacerle, todo aquello que no tiene el valor ni tan siquiera de plantearle una décima parte a su mujer. Eso si todo muy bien disfrazado de la promesa de sensaciones místicas y de un pequeño esfuerzo (que menos) en dispensar cierto trato humano a su "conejo", aunque en el fondo de lo que se trata, es de alimentar su ego de conejos asustados.

Cada vez veo más egoismo en esto, quiero pensar que no es caso único que es la tendencia social al narcisismo desaforado que se impone. Pero si cada vez veo más egoísta predador en el sadomasoquismo sexual. Dominantes que se hacen pasar por spankers según el gusto del víctima, dobles vidas en las que  no se quiere renunciar a nada, la visión del otro como un mero objeto con el cual colmar las más oscuras perversiones. ¿Donde quedó aquello del respeto , la confianza y la intimidad?. Además en doble sentido, no en única dirección.

Pese a este panorama lúgubre hay una luz de esperanza y depende de nosotros, al igual que con el lince, el día que no haya conejos, estos predadores se reducirán a la mínima expresión. En nuestras/vuestras manos está. Son listos, han encontrado una forma de mimetizarse casi perfecta, pero tienen lagunas, cometen errores, se precipitan, les puede el ansía y sobre todo tarde o temprano sale a la luz el yo real, ahí es cuando podéis cazar al cazador, pero por favor rematadlo, no os fiéis ni un pelo de las lágrimas de cocodrilo.

No permitáis que nadie os use como sparring para exorcisar sus frustraciones y represiones. Yo más bien siempre lo he visto al contrario, desde el rol de top, ser y servir de válvula de escape. A fin de cuentas es lo nos pone, en un determinado momento y contexto controlar la situación y eso implica que sea el otro quien descontrole no al revés. Una cosa es jugar a ser lince un rato y otra muy distinta creerselo, cuando en realidad se es conejo con mixomatosis.

"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...>