lunes, 30 de marzo de 2015

En la boca del lobo (Disciplina Domestica)






Hoy en esta sección os dejo un articulo de la misma autora que la semana pasada (Imp). En la que nos vuelve a narrar una situación real, con todas sus sensaciones y como se siente durante ese momento.

" Han pasado cuatro días desde nuestro ultimo juego, llevaba mucho tiempo sin meterme en líos desde la ultima vez y sin embargo esta vez solo han pasado cuatro días y me siento de nuevo en la boca del lobo, con el agravante de la reincidencia. Otra vez me ha pillado con el whatsapp y conduciendo y ya van unas cuantas. Me esperaba una reacción mas contundente una regañina seguida de una amenaza, sin embargo su reacción ha sido fría, un simple quiero verte esta tarde y ya hablaremos. No se que es peor, no puedo justificar de ninguna manera mi falta, pero esa reacción de hielo hace que mi cabeza lleve todo el día a mil. Soy como una bola de energía nerviosa a medida que avanza el día y se acerca la hora, mi tensión va en aumento, con la incertidumbre de que no se que me voy a encontrar, bueno si se que va a pasar, se que eso va a tener una  repercusión, pero no se como, ni cuando, si sera nada mas llegar, si nos iremos a tomar algo como si nada hubiera pasado aumentando aun mas mi tensión o haciendo que me relaje para cuando me lo espere sacar el tema.

Y aquí estoy escribiendo como me siento, estos minutos previos a verle. Hace un momento me he dado una ducha, necesitaba relajarme y al salir desnuda frente al espejo, pasaba mis dedos por mis nalgas desnudas y con su color habitual, a la vez que se me hacia un nudo en el estomago sabiendo que no iban a permanecer mucho tiempo así, que dentro de un rato tendrán otro color y serán mucho mas sensibles al tacto de unos dedos. Me he vuelto a meter en la boca del lobo, y siento como me perturban todas mis contradicciones, deseo que llegue ya ese momento, que pase, terminar con esta espera y solo sentir".

Estimulo.





Según la RAE un estimulo es: un agente físico, químico, mecánico...que desencadena una reacción funcional en un organismo o también incitación para obrar o funcionar. Y mas técnicos en psicología se habla de:

Estimulo incondicionado: Que es aquel que provoca un reflejo sin necesidad de aprendizaje
Estimulo condicionado: Que es aquel que provoca un reflejo por asociación con un estimulo incondicionado.

Y luego también en psicología se habla de:

Estimulo aversivo: que es aquel que tiene la propiedad de ser desagradable para quien lo recibe
Estimulo apetitivo: que es aquel que es agradable para quien lo recibe

He puesto las definiciones antes de empezar, para entender un poco la palabra estimulo. Tendemos a pensar en un estimulo como algo positivo y no siempre es así. Lo que pasa es que aprendemos a discernir que estímulos no son negativos y no darles respuesta, así no quedamos con aquellos estímulos que aprendemos que nos positivos, por eso hablábamos por ejemplo de estimulacion sexual.

Si pasamos los estímulos a los juegos, nos daremos cuenta que los juegos están llenos de ellos y de todo tipo, durante los juegos provocamos estímulos que desencadenan una reacción en el otro, estímulos físicos y psiquicos. Algunos de ellos incondicionados, los menos, porque la mayoría de esos estímulos son condicionados, hemos aprendido que ciertas acciones desencadenan ciertas reacciones y de algún modo un juego es una continua estimulacion del uno al otro, un continuo juego de acción reacción.

Lo realmente curioso es si no vamos a la ultima clasificación de estímulos según son aversivos o apetitivos y como transformamos esa definición. Se podría pensar que alguno de esos estímulos que se dan en los juegos son aversivos, osea que provocan una reacción desagradable en quien los recibe, pero realmente ¿es asi?. No del todo, ese estimulo en principio aversivo se termina asociando a un estimulo apetitivo. Osea anuncia que tarde o temprano nos lleva a un suceso satisfactorio y placentero, lo que también se denomina refuerzo negativo o castigo positivo según la corriente. Eso puede explicarse por el placer que puede dar en un momento determinado el cese del estimulo aversivo o bien porque ese estimulo aversivo se convierte en estimulo a su vez de un nuevo estimulo apetitivo.

Espero que se me entienda, pero realmente que divertido es jugar a estimularse continuamente. Por cierto estimulo deriva del latín "stimulus" que significa aguijón. Gracioso ¿verdad?




domingo, 29 de marzo de 2015

El relato encadenado (semana VII)






" El había estado nervioso todo el viaje. La vida da muchas vueltas, pero nunca imagino que después de tres años, sus vidas se volvieran a cruzar.

Su historia había sido breve pero intensa y de la misma manera pasional y impulsiva que había empezado había terminado. Después cada uno siguió su vida y nunca mas volvieron a saber el uno del otro, pero una noche de aquellas de aburrimiento y soledad a el le dio por recordar y le escribió un mail, ni tan siquiera esperaba respuesta. Su sorpresa fue cuando al cabo de diez minutos tuvo esa respuesta inesperada, a la que siguió otra respuesta y otra, aquella fue una noche de recuerdos, sin hablar del presente.

Al día siguiente vinieron las dudas, el no saber que hacer, pero le pudo la intriga y volvió a escribir. Y ya durante algo mas de un mes y medio fue un constante, tímidamente se pusieron al día, de como habían sido aquellos tres años. Historias paralelas, intentos que no salieron bien, habían crecido, no eran las mismas personas que habían sido tres años antes, pero había algo que les seguía uniendo, un gusto y una complicidad especial, de esas que se establecen y siempre permanecen.

Las primeras semanas, simplemente hablaron, sin mas, un día sin saber porque, empezaron a jugar a insinuarse, a tontear, aquel día se volvieron a dar los teléfonos, en realidad ninguno de los dos había borrado el del otro y se volvieron a escuchar la voz. Todo lo demás vino rodado, dos semanas después decidieron volver a verse, sin objetivo ninguno solo verse.

Cuando por fin aparco suspiro antes de bajar del coche. Ya había anochecido, al salir del coche y respirar todo le resulto familiar, hasta el olor de ese lugar, un millón de mariposas se activaron por todo su cuerpo, un vistazo a su alrededor, todo parecía estar igual que lo recordaba y por un momento tuvo esa sensación de que el tiempo no había pasado. Abrió el maletero del coche y cogió una bolsa de deporte con algo de ropa y otra mochila mas pequeña. Con ellas se dirigió hacia la puerta, de su casa, recordaba perfectamente el numero y la puerta. Antes de llamar cogió aire con fuerza y llamo. Sin contestar se abrió la puerta y el entro en el portal, subió las escaleras sin mirar hacia arriba y al llegar al rellano esperándolo en la puerta estaba ella. Se miraron un instante sin saber bien que hacer. No había cambiado nada, estaba tal y como la recordaba. Ella llevaba una camiseta y unos vaqueros, el también.

Espontáneamente se fundieron en un abrazo, corto pero profundo.

-Que tal el viaje, puntual como siempre veo
-Pues se me ha hecho largo
-Debe ser la falta costumbre, pasamos?

Los dos entraron en casa de ella. Olía bien a cena lista. Ella la acompaño hasta la habitación, para que dejara las bolsas. El las dejo, la de la ropa en el suelo, y la pequeña mochila encima de una silla.

-Tienes hambre?
-Si tengo si
-Genial tengo la cena lista
-Se nota..
-Tampoco esperes gran cosa, tortilla de patata y una ensalada, la confianza....
-De momento no pienso quejarme
-Jajajaajajaaj, mejor porque dos problemas tendrías
-Jajaajjaaja ya veo que hay cosas que no cambian
-Lo dudabas?
-Pues la verdad que no
-Venga va vamos a cenar, siéntate mientras pongo la mesa.

El entro en el salón, se dejo caer en el sofá, estaba cansado, ella le trajo una cerveza y saco las cosas de la mesa, el la miraba mientras lo hacia y con la mirada en silencio la siguió por todo el pasillo mientras iba a la cocina. Los vaqueros le quedaban genial, en absoluto silencio solo mirándola, dio un par de tragos a la cerveza mientras ella ponía la mesa. Cuando estuvo se acerco a el, con una cerveza en la mano también, se sentó junto a el en sofá, se miraron, se sonrieron, chocaron los dos botellines haciendo un brindis y el dijo

-Por el reencuentro...

Ella sonrió y le dio un trago.

-Nos sentamos a cenar? Su apetito en ese momento era de otras cosas, sentía que la cena podía esperar, pero tampoco quería precipitarse. Sus ojos y su sonrisa continuaban tan adorablemente expresivos como antes.

 Cuando se sentaron a la mesa las ganas de jugar se sentían en el ambiente... Los primeros diez minutos pasaron con "normalidad" pero ella enseguida buscó su pierna con el pie mientras subía por sus muslos... Él la dejaba hacer pero no se lanzaba, vio la excusa perfecta y soltó un...

 -Te la estás ganando señorita

 Me lo estoy ganando contesto ella, con una sonrisa picara y sutilmente desafiante, no creo, simplemente estamos brindando por el reencuentro, veo que no has cambiado tu tampoco, no eres un hombre paciente cuando se trata de lidiar conmigo cuya frase acompaño con una risa tonta e infantil.

 El no pudo evitar y reír también, ella siguió jugando con su pie, pero el leía en sus ojos algo, algo que le ocultaba, detrás de esa risita, de ese jugueteo como quien desvía la atención de lo realmente importante, lo podía intuir aunque su relación había sido efímera, había sido intensa lo cual le permitió conocerla bastante, aunque no estaba seguro de que se trataba decidió presionar hasta lograr una confesión que diera la pauta al juego que ambos deseaban.

 Acabaron con la tortilla pero no se les quitó el hambre. El apuraba la ensalada mientras la miraba de reojo como sí se la fuese a robar... "No vas a dejar hueco para el postre!" Soltó ella dando un salto de la silla para sacar una tarta de chocolate del frigo...
 El se limito a mirar el pastel. Ella lo soltó en la mesa, cogió un trozo y le restregó el chocolate que le quedó en la mano por la cara a el. A el casi se le escapó una carcajada que se le quedo dentro de la boca y con esa media sonrisa dijo: "me limpiarás no?" Ella comenzó a lamerle el moflete y le susurró a la oreja "para empezar voy a castigarte yo"...

 -Han pasado tres años y no has cambiado nada (dijo el). Mientras le llevaba las dos manos a los bolsillos de atrás de los vaqueros.....

 Sin dilación, él se fue aproximando para besarle los labios. Pero ella sin darle opción alguna, esquivó su beso y con alevosía le mordió en el cuello, mientras sutilmente le sacaba las manos de los bolsillos del vaquero. Con la impaciencia no llegas a ninguna parte.- Dijo ella.
 Esa fue su primera lección y la recordaba muy bien. Ahora quería hacerle saber que no lo había olvidado.

 Siguieron con caricias y besos.Ambos estaban deseosos de jugar pero no terminaba de darse esa complicidad.Sin embargo el deseo los llevo a lo inevitable el dijo
 -Bueno mi paciencia tiene limites y lo sabes ha llegado el momento de ...

 Ha llegado el momento de disfrutar con calma de unas cervezas, en el sofá y ponernos al día.- Dijo ella. Con una media sonrisa, delatora, él aceptó y se sentaron en el sofá.
Tres años dan para mucho; se conocían casi a la perfección, pero a la vez percibían cosas nuevas en el otro.
 ¿Qué tal tu proyecto? ¿Lo has acabado?.- Dijo ella.
 La verdad es que sí. Lo terminé hace un mes aproximadamente. Es más, te traigo una copia.- Dijo él y sin mayor demora se levantó a buscarlo a la bolsa.
 Cómo me gusta el olor a libro nuevo. Me alegra que por fin acabaras de escribir la novela y más que te hayas acordado de traerme uno.- Dijo ella, mientras ojeaba el libro y se paró a leer la dedicatoria, que susurraba "Siempre más y mejor".
 -Sabes en la novela, hay mucho de nosotros...pero hay algo que nunca completamos...

 Ella lo miro con una expresión de intriga y le dijo:

 -Hubo muchas cosas que no hicimos
 -Pues esta que te digo yo podemos hacerlo ahora

 Ella sonrió con picardia, el también...

 -Te acuerdas del paseo que fuimos a dar el primer día, que nos vimos?
 -Si claro
 -Lo repetimos?
 -Ahora...a estas horas? estas loco sabes?
 -Jajajaja, pero siempre te gusto mi locura
-Bueno, bueno yo no digo nada, que se te suben los humos
 -Eso si, esta vez acabaremos el paseo...
 -Y luego dices que la caprichosa soy yo.

 Él la miró y sonrió.

 -Venga anda, vamos a dar ese paseo-dijo ella.

 Ambos salieron de la casa y empezaron a bajar por la escalera, el delante, ella detrás. Mientras bajaban ella le observaba, sus manos, su espalda ,su manera de andar. No pudo evitar posar la mirada sobre su cinturón durante unos segundos.Su ritmo cardíaco se aceleraba con solo mirarlo, se le imponía de la imagen de el desprendiéndolo hábilmente y haciéndolo deslizar por las presillas del pantalón; su piel se le erizaba con el recuerdo del sonido que emitía su recorrido.

-Estas callada nena ¿que estas pensando?
-Nada, nada vamos...que estoy ansiosa por salir.

A el todo le resultaba familiar, pero sobre todo si hay algo que evoca el recuerdo son los olores y desde que habia puesto los pies en aquella tierra de nuevo, todos los olores, le rememoraban algo y le despertaban las mariposas, el olor de su casa, el de su perfume, el de su ropa, hasta el olor que casi imperceptible de aquella brisa seca y fresquita que soplaba aquella noche le resultaba evocador. Empezaron andar, los dos juntos, pero con las manos en los bolsillo de las chaquetas para protegerlas del frío, todo estaba tranquilo y desierto, solo algún coche de vez en cuando se cruzaba con aquellos dos ilusos de paseo nocturno, conversando de recuerdos algunos ya difuminados y otros idealizados por el paso del tiempo, al llegar a una de las callejuelas que dan el centro el dijo

-Bueno no me vas a hacer de guía esta vez?
-Si ya te lo conoces todo
-Vaya entonces no voy a tener guía
-Pues no

Ella se acerco a el como refugiándose en su cuerpo. Llegaron a una calle, que daba  a un descampado, la noche estaban clara y el cielo estrellado se podía ver perfectamente.

-Que cielo mas bonito, ves la estrella que brilla tanto al lado de la luna
-Si
-Pues no es una estrella es Venus y esta en conjunción con la Luna, dicen que eso trae buena suerte.

Ella se quedo mirando en silencio un rato y dijo

-Pues ojala nos de buena suerte, ya nos tocaría no?
-Pues si

Entonces ella saco su mano del bolsillo y busco la de el, el noto su mano fría y la apretó con fuerza

-Tienes frío?
-Si un poco, nos volvemos?
-Si vamos, pero aun nos queda paseo
-Lo se y vamos a terminarlo

Empezaron a caminar por aquella calle, la misma por la que habían vuelto el primer día, esta vez cogidos de la mano...

De repente de un esquina, una figura femenina surgió. Era una chica de unos treinta años. Un faldita a cuadros adornaba su figura. Orgullosa andaba cruzando la calle. De sus labios surgía una sonrisa, resaltando las facciones relajadas de su rostro.
Ella dio dos apretones a la mano de el

-Mira- dijo ella bajando la voz y señalando a la chica intentando no ser muy descarada.
-Si ya la vi
-¿Te imaginas? lo mismo venia de jugar o iba a jugar
-Bueno o lo mismo esta dando un paseo -dijo el sonriendo. -Aun asi no es de muy buena educacion señalar a alguien por la calle no crees?.

Ella volvió rápidamente su mirada lejos de el...

-Oye ¿terminaste el libro hace poco?
-Jjajajaja ayer escribí el final...
-Y eso ayer?
-Si ayer, de hecho es un final hipotético..

Siguieron charlando, seguía haciendo viento y frío y poco a poco llegaron otra vez a la puerta de casa de ella de donde habían salido, al llegar a la puerta se detuvieron, ella busco las llaves en el bolso..

-Ya hemos acabado el paseo?..

Ella lo miro con cara de extrañeza...

-El primer día lo acabamos aquí, pero nos dejamos un sitio donde ir, que habíamos hablado muchas veces y nunca fuimos.

Ella se quedo pensativa..

-Hace mucho frío..
-No vendrá de un poco mas, ademas el final de mi libro, el que escribí ayer pasa allí..

Ella puso una sonrisa y le dijo

-Estas loco sabes?
-No me vas a dar el gusto..

No respondió, guardo la llaves, lo cogió del brazo y siguieron andando unos metros, se pararon a la altura de un parque. Era medianoche, estaba totalmente solitario, se miraron.

-Es verdad, al final nunca llegamos a venir..
-Tal vez esa espina sea lo que no has hecho repetir,

Sin pensárselo dos veces descendieron las escalinatas de traviesas de madera que bajaban al  parque, la noche era clara, la luna se reflejaba en el estanque, llegaron a un banco, se sentaron, alli resguardados no tocaba el viento, permanecieron en silencio un minuto,entonces el se levanto y camino hasta la orilla del estanque, ella se quedo sentada, al llegar a la orilla del estanque el se giro hacia ella y le dijo..

-Justo igual que el final de mi libro...
-Claro tu libro...
-¿Que te pasa?
-A veces creo que no soy mas que amasijo de letras agrupadas en tu vida
-¿Aun así?
-Aun y siempre
-Te quejaras te estoy regalando la inmortalidad
-¿Como?
-Eres la protagonista de mi libro
-Deberías saber que llevo mal el protagonismo
-Pues en mis fantasías siempre destacas
-Es evidente que hay cosas que nunca cambiaran por muchos años que pasen -dijo ella con es complicidad dulce y pacificadora que enterraba el hacha de guerra.

Se puso en pie y se acerco al estanque junto a el para abrazarle. Un abrazo que aparentemente dejaba ver la complicidad entre ellos.
Esa complicidad de antaño, con la que ella se vino arriba e hizo el amago de tirarle al estanque.

-Joder no me des esos sustos nena -dijo el nervioso
-Anda no seas quejica dijo ella -entre risillas
-Es curioso nena
-El que
-Seguimos teniendo esa necesidad de provocarnos
-Jajajajaja quien provoca? no lo dirás por mi
-No lo digo por el banco
-Si es que me lo pones muy fácil
-Jjajajajaaj y ponértelo fácil no es una provocación?
-Que cabrón eres ya lo tenias pensado

A el se le puso esa media sonrisa de cabrón..., en efecto lo tenia pensado.

No puede dejar de asombrarse como a pesar el tiempo y la distancia, resurge ese inteso magnetismo que poderosamente les aproxima y es irresistible.

Y esa media sonrisa de cabrón ni se imagina el como le gustaba verla a ella, nunca se lo diría por supuesto que no, pero verlo sonreír así la hacia sentir mariposas en el estomago y que su cuerpo reaccionara. Como no quería que lo notara, aparto la vista de su cara. Pero el no algo, así que le dijo:

-Nena mírame a los ojos

Ella dudo un instante en hacerlo hasta que noto un pequeño bufido que el soltó y entonces le miro y le vio dar un paso atrás separándose un poco de ella y vio su mano extendida para que ella la tomara y lo hizo. Entonces el despacio se acerco al banco que estaba en su espalda y se sentó en el.

Al verlo allí sentado ella sintió una sensación encontrada en su interior, deseaba aquello y a la vez le daba vergüenza jugar en un lugar publico, movió su cabeza como tratando de despejar su mente de tantas sensaciones, el noto sus dudas, pero también deseaba aquello desde hacia mucho tiempo y le dijo:

-Nena tranquila, ambos deseamos esto desde hace mucho, es la fantasía que nunca llevamos acabo,confía en mi, nadie nos vera esto esta desierto a estas horas, no corremos peligro, sabes que yo nunca te pondría en riesgo. Ven ponte en mis rodillas.

Y ella lo  hizo, se tumbo en sus rodillas suavemente, demostrándole que confiaba en el. El empezo a acarciarle el culo, sin decir nada, los dos temblaban y no precisamente de frio...

-Que bien te sientan estos vaqueros..

Ella no dijo nada, solo un largo suspiro, las caricias de el, eran mas descaradas, buscando su entre pierna, apretando fuerte, para que notara su tacto por encima de los vaqueros, entonces ella dijo..

-Yo pensaba que me ibas a hacer otra cosa en esta posición....pero no me quejo..

Entonces el el soltó un azote fuerte..ella soltó un quejido.

-Y que esperabas?
-Dibujar aquella fantasía..
-Sabes las fantasías es mejor, que se queden siempre como fantasías a veces -dijo el mientras seguía con las caricias
-Y entonces para que hemos venido..
-Tenia la necesidad de comprobar
-De comprobar que?
-Que sigues siendo capaz de dejarte llevar por mi imaginación

Entonces, el le dio un par de azotes y le dijo:

-Vamos a casa mejor que hace frío..

Ella se levanto y sin darle tiempo a levantarse a el, se sentó en su regazo de frente a el, se miraron en silencio y se besaron y largo y húmedo beso de pasión , cuando se termino el beso, se miraron otra vez, ella sonrió con esa picardia tan suya y se levanto sin decir nada y salio corriendo hacia la salida del parque. A el costo reaccionar, pero salio corriendo detrás suya, la escena era curiosa, dos adultos corriendo por una calle desierta a media noche entre risas. Justo cuando ella llegaba al portal el la alcanzo, la agarro con las dos manos por la cintura le dio la vuelta y  la empotro contra el portal, se volvieron a besar a morderse, desatados y entre jadeos el le dijo.

-¿Donde ibas huyendo señorita?.
-A casa no lo ves? dame la llaves
-¿Las llaves? ¿como que las llaves? yo no tengo las llaves.
-Pero antes de salir te dije que cogieras lo de la mesita de la entrada ¿no?
-Si y cogí tu bolso, las llaves tenias que haberlas cogido tu para cerrar.
-Venga va, deja de hacerte el tonto, que no hace gracia
-Yo no las cogí
-Lo dices en serio?
-Muy en serio no me ves la cara
-Pffffffffffffffff no me jodas..

Se hizo un tenso silencio y el morbo se había enfriado mas que el viento que soplaba cada vez mas fuerte.

-A ver vamos a tranquilizarnos..nadie tiene una copia de las llaves?
-Si pero no son horas y paso de dar explicaciones..
-Jjajajajaajjjajaja
-De que te ríes..pues que pensaba, que no pasa nada, que cogemos el coche, nos vamos a un hotel y ya mañana vamos a buscar las llaves, pero me deje cartera y llaves..
-Y eso te hace gracia?...las mías del coche, están con las del piso, que hacemos ahora?
-A ver vamos a pensar
-No estoy para pensar joder, ya sabia yo que no era buena idea nada de esto, nos teníamos que haber quedado con un recuerdo bonito
-No si la culpa sera mía
-Siempre la tienes...

Entonces lo miro sonriendo y a los dos les dio un ataque de risa tonto....hasta que ella dijo..

-Joder ahora que pienso juraría haberlas cogido

Se sentó en el portal y abrió el bolso entre sus piernas y se puso a rebuscar bien hasta el punto de volcar el contenido del bolso en el suelo y ni rastro, entonces ella se puso pensativa

-Que piensas?
-Pfffff es una posibilidad
-El que?
-En el parque deje el bolso en el banco y se me cayo te acuerdas?
-Siiiii es verdad.
-Pues fijo que se cayeron, es lo ultimo que puse..
-Pues va vamos no tenemos nada que perder.
-Porque no vas tu y yo me espero aquí por si entra o sale algún vecino y al menos podemos entrar al edificio..
-Vale voy un momento
-No tardes por fa...
-Pues no decías que hubiera sido mejor quedarse con un bonito recuerdo?
-Si, pero ahora ya esta hecho
-Borde
-Venga va y no vuelvas sin las llaves.
-Pffffff de esto ya hablaremos cuando estemos a cubierto
-Si, si lo que quieras,

El se levanto y se dirigió otra vez hacia el parque. Cada vez soplaba mas viento y era mas frío, todo estaba desierto ni un alma. Bajo hasta el banco frente al estanque, se agacho delante de el y ayudándose de la luz de móvil, empezó a buscar por el suelo concentrado, de repente escucho el ruido metálico de una puerta al cerrarse de golpe a lo lejos, -El viento pensó- siguió buscando unos diez minutos pero ni rastro, resignado volvió sobre sus pasos, por la misma calle desierta, le costaba dar un paso del viento que soplaba. Desde lejos miraba el portal no la veía, debía estar refugiada, pero al acercarse un poco mas se dio cuenta que no estaba. Miro en todas direcciones y entonces se dio cuenta la puerta de entrada, no estaba bien ajustada, apoyo su mano en ella y se abrió, la habían abierto y algo había en el suelo, se agacho y era un horquilla del pelo de ella, que hacia de tope, la cogió y entro en el pasillo de entrada al edificio. Su primera idea fue llamarla, pero se lo pensó, podría asustar a los vecinos y el era un extraño. Fue andando por el pasillo y al llegar a la puerta de entrada a su escalera, esta tampoco ajustaba bien, algo la aguantaba abierta, se agacho y era un pintalabios que impedía que cerrara. Se metió dentro y subió la escalera hasta su piso, pero esta vez la puerta si estaba cerrada, iba a llamar al timbre cuando le sonó la alarma del móvil, era un mensaje de ella.

-Has encontrado las llaves?
-No pero eso ya lo sabes, ábreme
-Te he dejado abierto
-Ya, estoy en la puerta del piso
-Pero has encontrado las llaves o no?
-No, pero las tienes tu no?
-No, yo no las tengo ya te lo dije
-Joder ya vale con la bromita, donde estas?
-No lo se, en el edificio pero no se donde estoy encuentrame.
-Vale ya de bromas, donde estas?
-Que te digo que no lo se, se que es el edificio pero no lo se.

En ese momento escucho como el ascensor de ponía en marcha, fue corriendo hacia la puerta del ascensor, pero era tarde subía. Entonces empezó a subir las escaleras, corriendo pero intentando hacer poco ruido, subió hasta la  ultima planta, cuando llego jadeando, encontró la puerta del ascensor abierta, pero vacío. Entonces escucho unos pasos, que bajaban la escalera venia de los piso inferiores, se asomo pero no podía ver quien era, solo seguir los pasos y escuchar como una puerta metálica se cerraba, era la puerta de acceso al parking. Se monto en el ascensor, le dio al botón de -1 y empezó a bajar. El ascensor se detuvo en el parking, se abrió la puerta, salio la luz del parking estaba encendida, pero justo al dar unos pasos se apago, le pareció escuchar algo, busco un interruptor y encendió la luz, empezó a caminar por el carril central, a los lados los coches aparcados, solo se escuchaba el eco de sus pasos...

- Se que estás aquí. Su voz resonó en el garaje y después silencio.
- Esto si que ya no tiene gracia.

 Se agachó y miró por debajo de los coches, no la localizaba pero estaba seguro que estaba allí. Su paciencia empezaba a agotarse, estaba cansado y tenía frío. Paró en seco su movimiento y su mente empezó a recrearse en el silencio. Dio dos pasos en una dirección y paró.

- ¿Señorita? ¿Señoritaaaa? Sal ratita, quiero verte la colitaaa.
- JAJAJAJAJA
- Todavía te se tocar.
 - Si, si. Si me pillas.
-nunca te vas a dejar pillar...
 -sabes que si que al final siempre me dejo pero no te lo voy a poner fácil
 -nunca me lo pusiste fácil es verdad
-ya estamos con los reproches? Habíamos quedado en empezar de cero te lo recuerdo

 En ese momento el rodeaba uno de los coches del parking y se apago de nuevo la luz, entonces se escucharon unos pasos salir corriendo el corrió a encender la luz se iluminó de nuevo el parking. ..salió de nuevo al pasillo dos coches más adelante vio una sombra

 -ratita creo que el gato se va a poner a cazar
-Las ratitas somos rápidas y escurridizas.

 Y se oyó un golpe seco

-Ouch! Ayyyyy!!!!
-¡Jajajaajaja y me parece que algo torpes tambien!
-¡Cállate y ayúdame! La que he liado.
-Si es que....
-Si es que ¿qué? Esto me pasa por estar más pendiente de saber donde estás tú que de mirar por donde camino.
 -¿ Claro, si ahora resulta que soy yo el culpable de tus descuidos! ¿No te parece demasiado?
-¡Déjate de chácharas y ven a ayudarme! Rasgué el pantalón y me raspé la rodilla. Ouch , creo que sangra un poco. A ver, no hay buena iluminación aquí.

 Se acerca y alcanza a ver el pequeño rasgón del vaquero. La toma en brazos, la levanta.

-Subamos para que puedas curarte. Ella lo rodea con sus brazos y apoya la cabeza en su pecho. Se siente muy bien allí a pesar del ardor de su rodilla. Se dirigen hacia el ascensor.

-Mmmm...
-No pienses que ponerte mimosa y un rasguñito van a librarte de asumir tus responsabilidades, dice con una suspicaz sonrisa.

Ya en el ascensor recuerdan que aun no tienen las llaves para poder entrar en casa y de repente, el ascensor se para en seco. No se abren las puertas y ella se pone nerviosa.

 Encima atrapados en el ascensor, qué vergüenza.- dijo ella.
 Bueno, ratita, estate tranquila que es un mal menor y tiene solución.- dijo él.

 Se puso a dar a diferentes botones y a forzar las puertas mientras de fondo se oía la risilla de ella.

 Esta es tu solución, ¿no? Tocar hasta que aciertes con el botón.- dijo ella.
 Siempre se me ha dado bastante bien tocar los botones adecuados para provocarte.- dijo él, mientras se daba la vuelta y la arrinconaba en una de las paredes, con ímpetu, para besarla.

 Ella se dejó, saboreó su saliva y se separó con suavidad para buscar su cuello con la nariz y absorber su olor. Volvió a excitarse y le dio un pequeño mordisco en el cuello. El silencio inundaba el edificio cuando de repente escucharon el sonido de unos tacones subiendo las escaleras. Entonces el ascensor se puso en movimiento y paro en el bajo, se abrió la puerta y fuera estaba la chica de los tacones, era su vecina, al verla ella se puso roja, se saludaron, el también saludo y el ascensor se puso en marca otra vez, se detuvo en el primer piso y ellos dos bajaron, un simple buenas noches y salieron, dejando a la chica de los tacones en el ascensor.

 -Joder menuda hemos ido a encontrar, el lunes lo sabe todo el edificio..
 -Jjaajjaj es muy alcahueta o que?
 -No la sabes bien
 -Pero joder tampoco ha visto nada
 -No hace falta se nota
 -Jajajajaja que se nota?
 -Se nota y punto
 -Tu y tus paranoias, no cambiaras nunca?
 -Te gustaba así, no? pues te aguantas, ademas como entramos al piso?
-Venga va en serio que no tienes las llaves?
 -Que no joder..
 -Pffffffff para matarte
 -Ahora que me acuerdo la presidenta de la comunidad tiene una llave maestra.
 -Pues ya esta, vamos
 -Pffffff es la chica del ascensor, como se lo explico?
 -Que mas da...joder te sigue sangrando la rodilla
 -Ya y me pica
 -Pues vamos va

 Se volvieron al ascensor tocaron el botón de llamada y se montaron para subir al tercero que es donde vivía la presidenta, llamaron al timbre, y escucharon los tacones acercarse.
El sonido de los tacones paró justo delante de la puerta, la cual, al abrirse dejó ver una figura alta y elegante inundada por la luz de la entrada. La presidenta, de rasgos serios pero bonitos, observó a los dos individuos que había justo delante de ella.

 -Buenas noches-dijo la presidenta.
 -Hola, buenas noches, siento molestarte, pero nos hemos olvidado las llaves en casa. ¿Te importaría abrirnos?

 La presidenta sonrió un poco.

 -Claro, no me importa.

 Ella fue a buscar las llaves y regresó a la puerta. Aún sonreía.

 -Tienes que tener más cuidado, van tres veces este mes. Toma las llaves, ya mañana me la entregas.
- ¿Tres veces? Ella le clavó los ojos con mirada asesina.
 - Así que tres veces en un mes. Podríamos decir que tengo delante a la ratita despistada. Claaaaro, tan preocupada en ver si le queda bien el lazo, el vestidito y si tiene limpia la casita al final no se acuerda nunca de las llaves.
 - Mira majo, métete tus cuentos por donde te quepan. Tenemos las llaves ¿no? Pues asunto resuelto. Me escuece mil la rodilla y no estamos aquí para que me juzgues por dejarme unas putas llaves. Además, ha sido culpa tuya no darte cuenta que estaban junto al bolso.

 Abrió con desdén la puerta del piso y dejó las llaves al lado de las suyas. Se fue directa al baño. El se fue detrás, pero cuando quiso abrí la puerta había cerrado con el pestillo.

-Se puede saber que haces?
-Estoy en el baño déjame en paz..

El se retiro, pensando si estaba jugando o estaba enfadada de verdad, entonces escucho como se abría el pestillo del baño pero ella no salia, así que se levanto y fue hacia el baño abrió la puerta y ella se estaba pintando los labios, como única ropa llevaba un tanga de encaje negro, unas medias negras también hasta los muslos y estaba subida en unos tacones de vértigo pintándose los labios..se giro frotándose los labios y dijo

-Sin palabras?-Mientras se acercaba dando unos pasitos sensuales hacia el
-Todavia tienes la capacidad de sorprenderme
-Pues mira que me escuece la rodilla con las putas medias...

Se quedaron uno en frente del otro, el no resistió mas la cogió por la cintura y la pego contra su cuerpo besándola con pasión.

-Tenia ganas de verte
-Y yo
-Me tienes que explicar lo de las llaves...
-Es una historia muy larga, pero no te llama la atención, que haya sido desde el ultimo mes?

El la cogió del culo con las dos manos apretando y puso media sonrisa...

-Me apetecía por una vez maquinar a mi

Entonces el lo entendió todo, todo había sido un plan, el dejarse las llaves, el juego por el edificio, incluso lo de la presidenta, debía ser pactado...

-Y que piensa el señor, que esta ratita despistada se merece un castigo?

Os toca seguir


Timido y solitario (Monologo)




" Estos días de noticias tristes e impactantes, me ha molestado especialmente el constatar, con la facilidad que juzgamos sin caer en las repercusiones de esos juicios de valor. Y lo peor de todo, que esos juicios no vienen de un iletrado que vomita un impulso en twitter, si no que viene de los autodenominados creadores de opinión.

Mi máximo estupor llego al escuchar una información sobre uno de los terrorista abatidos en Túnez. Lo primero de esa información, era afirmar que dicho personaje vivía en un barrio de clase media acomodada, como si eso fuera una rareza, entrando a estas alturas en el tópico clasista, que no cuadra cierto nivel adquisitivo con ciertos comportamientos, pero lo peor fue cuando el informador sin ningún pudor por su parte afirmo, que aunque los vecinos decían que era una persona correcta y amable, que jugaba con los niños, también decían que era tímido y solitario, vamos que juzgaba y condenaba, que dejaba en el aire la posibilidad que ser tímido y solitario predisponga a ser malo y perturbado. Vamos que prácticamente la mitad de la población se convierte en sospechoso, que todos aquellos que no superaríamos el casting de Gran Hermano, es porque somos unos asociales, que cuando caminamos con la mirada perdida porque estamos pensando, esos pensamientos van encaminados a como vengarnos de la malvada sociedad en la cual no nos encontramos cómodos.

Porque esa es otra, según parece ser tímido e introvertido, te convierte automáticamente en alguien sin habilidades sociales, si no eres el que grita mas alto  y dice mas gilipolleces en el bar, si no eres un aprendiz de Leo Harlem el alma de la fiesta, eres un amargado criando rencor, un reprimido solitario que cualquier día se le cruza un cable y estrella el coche con diez bombonas de butano contra el Corte Ingles de Diagonal el primer día de rebajas.

Y yo me pregunto cuando una manada va toda en la misma dirección y de repente uno de la manada se va en dirección contraria quien tiene mas miedo ¿la manada o el que va en dirección contraria?. Por que tengo mis dudas, quien sale lo hace desde la convicción y quienes se quedan mirando con cara de asombro son los que tienen dudas o miedo o envidia de no ser capaces de hacer lo mismo. Así que tal vez ser tímido y solitario para mucha gente, sea sinónimo o al menos sospechoso de tener criterio y por eso yo que soy tímido y solitario también soy mal pensado y creo que en el fondo alguien que es capaz de ser, sin necesidad de nadie, de un poco de miedo.

El colectivo esta bien, socializarse es necesario, pero nunca el pertenecer al colectivo, puede ir en base a la renuncia a ser, todos en un momento dado hacemos un esfuerzo en adaptarnos, pero eso no significa dejar de ser, yo prefiero tener poca gente a mi alrededor pero que me acepte por como soy y por quien soy, no por renunciar a mi esencia. Es muy fácil decir que todos somos libres y que nadie nos obliga a cambiar, pero es mentira, la presión social a veces ahoga, muchos vivís en ciudades, donde esa presión aunque presente, se diluye bastante, por el anonimato de una gran ciudad, pero los que vivís en  un pueblo sabéis perfectamente lo que puede significar y pesar, ser el señalado, que se haga el silencio cuando pasas y si encima ponemos bajo sospecha al diferente, mas aun. A ver si resulta que no se va a poder ser un borde de los de toda la vida con los extraños y decidir tu a quien enseñar tus colores, mientras como decía Johny Cash:

Ah, I'd love to wear a rainbow every day,
And tell the world that everything's OK,
But I'll try to carry off a little darkness on my back,
'Till things are brighter, I'm the Man In Black



sábado, 28 de marzo de 2015

4 dias por delante. Ultimo dia (relato).





Todo lo bueno pasa rápido y sin darme cuenta amaneció el ultimo de aquellos cuatro día puente. Cuando desperté me levante y un sol radiante entraba atravesando las cortinas del comedor, después de tres días de mal tiempo, es como si la meteorología quisiera despedirse también, al día siguiente volvían las rutinas y aunque el puente no estaba resultando como había planeado, tampoco me podía quejar.  Estaba mirando el sol, cuando apareció ella, me abrazo por detrás.

-Buenos días...anda que dices algo
-Estabas dormida..
-Pues haberme despertado, no se te da nada mal cuando quieres
-Jajajaja, ya bastante me arrepiento de lo de ayer, me has podido
-Jajaajaja lo dudabas?
-Grrrrrrr me ha faltado un día
-Jajajajaaj no siempre vas a ganar no? ademas mi sacrificio me ha costado
-Si si pobrecita ya veo, el sufrimiento que tienes
-Joooo que no me puedo sentar
-Ya sera menos
-Pues me he levantado con hambre y si desayunamos
-Venga, vamos

Nos fuimos a la cocina y preparamos el desayuno entre bromas y risas, cuando terminamos ella me dijo que le quedaba una horita no mas, para terminar todo y que después iría un momento a llevar las cosas y ya libres el resto del día, así que al menos unas horas tendríamos para aprovechar el día. Así que nada mas terminar se puso manos a la obra, mientras yo recogía un poco y planeaba algo para llevar acabo aquellas horitas de total libertad. Al terminar me fui al comedor, al entrar ella me miro y me dijo:

-Ya estoy, recojo y ya esta
-Bueno ya esta por fin...
-La verdad es que tienes razón, es para matarme..me he pegado todo el puente..
-No me lo recuerdes, pero ya esta
-Siiiiiiiiiiii

Entonces recogió la ultima bolsa y se levanto mientras yo me sentaba, las dejo encima de la mesa

-Tienes pensado algo? nos vestimos, vamos a llevar esto y hacemos algo? hace un día precioso
-Si ahora vemos, pero ven aquí antes

Se acerco despacio a mi, yo estaba sentado en el sofá y cuando estuvo cerca la cogí del culo sin levantarme y sin decir nada le di un beso debajo del ombligo...

-Tienes ganas de jugar?
-Un poco, pero tenemos todo el día y antes quiero comprobar una cosa

Mirándola, empece a bajarle despacio el pantalón del pijama y después la ropa interior, le di un beso en el pubis y la mire otra vez para decirle..

-Date la vuelta
-Que peligro tienes

Se dio la vuelta y nada mas hacerlo empece a acariciar la piel de sus nalgas, donde eran muy visibles los efectos de los juegos de los días anteriores y no pude resistir la tentación de empezar a darle besitos por toda la zona.

-Si,si ahora besitos...
-Uyyyy pobrecita ella..
-Idiota

Puse mi mano izquierda por debajo de su ombligo y empece a bajar.

-Igual tendré que compensarte no crees?
-Mmmmm pues no estaría nada mal
-Pero si eso mas tarde, que me apetece aprovechar el día

Sin mas le di un cachete en el culo y le dije.

-Venga tira a vestirte, que nos vamos

Se subió la ropa interior y  el pantalón del pijama y sin decirme nada se fue para la habitación, yo detrás, entro en la habitación y se quito la ropa toda seria..

-Te has enfadado?
-Joder llevas todo el fin de semana igual
-Vaya y yo?
-Tu que?
-Yo mi fin de semana o eso no importa
-Da igual no quiero discutir hace muy buen día
-Quieres jugar?
-Tu que crees?
-Ok pues jugaremos

En ese momento ella estaba totalmente desnuda, buscando en el cajón de la ropa interior un sujetador y un tanga, empezó a ponerse el sujetador y yo también buscaba algo en armario..

-Antes de ponerte el tanga ponte esto

Le tire un juego de bolas chinas...

-Paso
-No querías jugar? pues pontelas

Las cogió sin decir nada y se las puso, acto seguido se puso el tanga y me dijo

-Contento?
-Si

Sin decir nada se termino de vestir, unos leggins, una camiseta y unos botines, yo también me vestí, ella se fue al baño a peinarse, y entonces sonó su móvil, lo cogió, no entendí mucho la conversación y al colgar me dijo:

-Están tomando algo, me han dicho que pasemos y así ya llevo las bolsas
-Muy bien pues vamos
-Joder me puedo quitar....
-Ni hablar no querías jugar?
-Pffffffffffffff

Cogimos las cosas y salimos, habíamos quedado en una terracita. Cuando llegamos ya estaban allí, nos saludamos y nos sentamos, ella estaba incomoda por doble o triple motivo, las secuelas en su culo de los tres días, mas las bolas y el hecho que fueran compañeras suyas, estaba inquieta en la silla como quien no encuentra la postura y yo encima no dejaba de mirarla y sonreír. Tomamos un par de cañas y entonces una de sus compañeras, propuso el quedarnos a comer, que nos invitaban como compensación al esfuerzo, yo no dije nada, porque sabia que no le quedaba mas remedio que aceptar y la situación se volvía interesante. Entonces ella se levanto para ir al baño y se puso roja, no pude contener una sonrisa maléfica, contestada por una mirada profunda de su parte, cuando volvió del baño a sentarse me miro otra vez muy seria a la vez que por debajo de la mesa me daba una patada y me sonreía ella. Nos sirvieron la comida y empezamos a comer, enseguida note como ella estaba menos incomoda y mucho mas participativa, pensé que se había hecho ya al pequeño castigo de las bolas en publico. Después de comer aun estuvimos un rato, con el café y charlando, hasta que decidimos irnos. Como habíamos ido con mi coche me pareció una buena idea volver dando un paseo para bajar la comida y ya volver a buscarlo luego, nos despedimos y empezamos a caminar disfrutando del día...

-Bueno tampoco a sido para tanto no?
-Sin comentarios
-Jajajaaj si aunque no me lo reconozcas nunca se que te da morbo
-Sin comentarios
-Pfffff que orgullosa llegas a ser, no me dirás que no estas un poco cachonda
-Te aseguro que no
-Pues cuando te levantaste para ir al baño, no parecía eso
-Si si pero de eso hace un buen rato ya y cachonda estaba pero incomoda mas
-Jajajajaaj te gusta jugar no?
-Sin comentarios

Así en un continuo tira y afloja llegamos a casa y al entrar en la escalera, la arrincone contra la pared...

-Señorita orgullosa, que vamos a hacer contigo

Sin darle tiempo a reaccionar metí la mano por dentro de los leggins y el tanga, buscando su sexo con mis dedos...

-Para que puede salir algún vecino
-A estas horas están de siesta todos

Entonces me separe un poco mientras palpaba y la mire con extrañeza...me sonrió y me dijo

-Que pensabas que las iba a llevar puestas todo el rato?, no aguante mas y me las quite..

Entonces sin mas le metí dos dedos hasta el fondo, la mire fijamente y le dije:

-No recuerdo haberte dicho, que te las quitaras
-Ya, pero no podía mas...
-Vaya pues eras tu la que querías jugar, de hecho en casa la cara te llegaba hasta el suelo, porque no quise
-Quería jugar en casa....
-Encima caprichosa la señorita...bien pues vete preparando cuando estemos "en casa"

Seguía con mi mano por dentro de los leggins y la ropa interior y con dos dedos dentro de su sexo, en el portal...estimulándola con ganas

-Ufffffffff para aquí no, por favor
-Ahora te has vuelto vergonzosa?

Entonces sonó una puerta de un piso abriéndose en la escalera y cerrándose y unos pasos que bajaban.

-Vamos a casa...

Le dije sacando mi mano de dentro de los leggins y cuando nos dimos la vuelta, nos cruzamos con el vecino que bajaba, le saludamos y subimos. Nada mas entrar en el piso y cerrar la puerta ella se abalanzo sobre mi, cambiando las tornas y besándome mientras me desabrochaba el cinturón, solo que no la deje terminar, le cogí las manos y las subí.

-Que pretendes, camelarme?
-Jugar un poco..
-Y me parece muy bien, pero lo primero es lo primero

Sin soltarla, la lleve hasta el comedor.

-Donde están las bolas?
-En el bolso
-Dámelas pues

Abrió el bolso y saco las bolas, las cogí

-Aquí no es donde deberían estar

Y sin decirle nada, la guié hasta el sofá, al llegar al reposabrazos le di la vuelta, le puse una mano en la espalda empujando hacia delante, hasta que se dejo caer por encima del apoyabrazos en posición ideal, nada mas hacerlo le baje con furia los leggins y el tanga hasta las rodillas, separe sus piernas un poco y cogí las bolas, para meterlas donde debían estar, me incorpore y le dije.

-Esto de cambiar las reglas de juego a mitad del partido no esta nada bien señorita

Acto seguido me saque el cinturón que ella me había desabrochado lo doble por la mitad y lo apoye en la piel desnuda de su culo:

-Si tu cambias las reglas yo también

Y entonces empece a azotarla con el cinturón, diez o doces azotes seguidos sin pausa. Pare un momento sin soltar el cinturón me acerque, pase la mano libre por la cara interna de sus muslos, hasta la ingle, que estaba empapada, no dije nada, deje el cinturón encima de su piel y me fui a la habitación, al armario de los juguetes a buscar las otras bolas, las anales y el lubricante. De vuelta con el nuevo juguete en el comedor los deje encima de la mesa, cogí de nuevo el cinturón.

-A partir de ahora, las normas del juego la marco yo.

Sin decir nada mas, le cayeron otros 10 o 12 azotes mas seguidos. Cuando termine, deje el cinturón encima de la mesa y cogí las bolas anales, las lubrique a conciencia, las deje y volví a coger el lubricante.

-Pon las manos en el culo y separa las nalgas

No tuve que repetírselo, lo hizo. Deje caer un poco de lubricante entre sus nalgas y los extendí haciendo un pequeño masaje con mi dedo, lubricando bien la zona, entonces cogí el juego de bolas anales y empece a introducirselo, despacio fueron entrando las 5 bolas de menor a mayor y cuando entro la ultima, yo mismo cogí sus manos y las lleve hacia delante, me separe para coger de nuevo el cinturón, doblándolo otra vez y apoyándolo de nuevo en su piel calcule el golpe y empece de nuevo la azotaina, esta vez fueron 20 contados mentalmente por mi, espaciados, un azote pausa así los veinte. Al terminar volví a dejar de nuevo el cinturón en la mesa, le acaricie suavemente las nalgas, rojas y llenas de puntitos mas rojos, entonces deje caer mis pantalones y los bóxer, mientras con la otra mano sacaba las bolas chinas de su sexo empapadas, lleve la punta de mi polla entre sus piernas y la penetre, ella estaba totalmente entregada, casi en trance, solo al notar mi polla entrando lanzo un gemido, cogiéndola de las caderas empece a moverme y enseguida note su mano por debajo de su pubis estimulándose a la vez que yo entraba y salia cada vez mas rápido, ella se agarraba con la otra mano al sofá, se  tenso entre gemidos, a la vez que yo aumentaba el ritmo para regalarme un primer orgasmo, ante el cual no pare ni un segundo de moverme, para conseguir el mio que no tardo en llegar...

Aquella tarde ya no salimos de casa, a pesar del día, ni tan siquiera fuimos a buscar el coche, la aprovechamos bien, al otro día había que volver a la rutina

Fin.








"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...>